Se cierra la temporada de langostino en plataforma nacional

agua
- Imagen referencial



El Consejo Federal Pesquero informó las cifras suministradas por el INIDEP que definieron el cierre total de la pesquería a partir del 30 de septiembre. Esto contrae la actividad en las plantas locales.


Es probable que en alta mar queden muy pocos barcos en la última semana de la temporada, dado que los únicos que estarían en condiciones de pescar serían los congeladores.

El año pesquero para el langostino termina con buenas capturas, buenas ventas para los fresqueros y malas para los congeladores, con mejor calidad de producto en puerto, pero con la continuidad de las malas prácticas pesqueras.

El viernes, el Consejo Federal Pesquero, a pesar de no haberse reunido, emitió una nota anunciando que se disponía el cierre de las subáreas 8, 12, 15 este y 16, a partir de ese mismo día, pero a su vez decretó el fin de la temporada.

A partir de las 23:59 del día 21 de septiembre se suspendió el despacho a la pesca de langostino y desde las 19 del día 30 ningún buque podrá realizar operaciones de pesca en aguas de jurisdicción nacional.

El aumento del porcentaje de bycatch de merluza en las capturas que marca el inicio del proceso reproductivo de la especie y la presencia de langostino juvenil, sumados a la disminución de los rendimientos, ha llevado a las autoridades pesqueras a establecer las fechas que ponen fin a una temporada particular.

Este año la distribución del langostino por toda el área de veda permitió una mayor desconcentración de la flota, que trabajó en tres o cuatro grupos de barcos en distintas subáreas al mismo tiempo.

Otros aspectos

Al complicado panorama internacional con caída del consumo, inflación, aumento de los costos energéticos y depreciación del euro como consecuencia de la guerra en Ucrania, el empresariado local debe sumar los problemas internos de aumentos de costos, inflación y una paridad cambiaria muy desventajosa, que da por resultado uno de los peores años comerciales para el langostino en este sector.

En cuanto al comportamiento de la flota, no se observaron cambios sustanciales en las prácticas pesqueras. Se han mejorado, eso sí, las condiciones en las que el langostino llega a puerto, pero todavía queda mucho por trabajar respecto de lo que sucede mar adentro.

Desde el INIDEP han denunciado que el descarte ha sido tan importante que se deberá agregar esta variable al modelo de evaluación para saber realmente cuanto se pescó. Los descartes se dan en la flota fresquera y cada vez en mayor medida, también, en la flota congeladora.

Arrastrar por más tiempo del permitido, en horas que no son las indicadas y levantar la bolsa con un volumen de captura imposible de procesar o encajonar antes del próximo lance, son temas de gran importancia sobre los que se deberá trabajar con miras a la temporada 2023. (fuente Revista Puerto)

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorLa grutense Mariela Aliborton suma medallas para la Selección Nacional de Salvamento
Artículo siguienteViolento vuelco en la RP2 entre San Antonio Oeste y Las Grutas