Se cumplen hoy 50 años de la Llegada del Agua: “el líquido que se escurre entre mis dedos”

agua



Hace exactamente 50 años, aquel 20 de agosto de 1972, marcó a San Antonio Oeste en un antes y un después. Comenzaba el final de una “larga historia por la lucha del agua”.


La imagen fotográfica de una caramañola de explorador fue el símbolo, en su frente un trozo de cuero recubriéndola y una leyenda grabada con emoción “Canal Pomona San Antonio, 20 de agosto, 72, provincia de Río Negro”.

El afiche, dice la edición del 2001 “Rescatando Ayeres” fue un hallazgo creativo del fotógrafo y periodista Tomás Gurmandi, realizado en aquel entonces por encargo del gobierno provincial. El mismo fue el emblema de un acto oficial.

«Esa mañana del se produce un hito en la historia local: se inaugura más de 160 kilómetros de extensión. Comienza a funcionar con ciertas dificultades que con el paso del tiempo son superadas» dice Héctor Izco.

El financiamiento del canal Pomona-San Antonio Oeste –“la obra del siglo”, como se la llamó entonces–, más allá del respaldo y el reconocimiento posterior de la Nación, dependió exclusivamente del empuje del gobierno provincial, que entonces asumió la gestión y la mayor parte del gasto de la obra.

La primera partida financiera para su ejecución salió de un fondo municipal correspondiente a un decreto del presidente Arturo Illia de 1965, de uso exclusivo para el abastecimiento de agua a San Antonio Oeste. En 1967, luego de permanecer celosamente guardados por el intendente Rubén Breciano en una cuenta del Banco de la Provincia, estos recursos fueron retirados y constituyeron la base económica que permitió iniciar las obras.

A lo largo de la construcción se consiguieron fondos por unas veinte veces más de esta partida inicial, a través de sucesivos aportes del Fondo de Integración Territorial y varios decretos gestionados por el gobierno provincial, que sufragaron los gastos de la primera etapa. Posteriormente, gracias a la astucia de sus mentores para desdoblarla, la financiación de las dos etapas de la obra fue incorporada al Plan Nacional de Desarrollo y Seguridad, destinado a proyectos que excedían el marco de las provincias.

Excepto inconvenientes técnicos menores, a principios de 1972 la segunda etapa del canal desde la estación de bombeo de Rincón Castre estaba prácticamente concluida y en funcionamiento con un rendimiento casi óptimo.

Aunque todavía faltaba la consumación de la primera etapa de la obra, desde la boca toma en Pomona, San Antonio Oeste empezó a organizar la histórica inauguración. Fue así que el 20 de agosto de 1972, pese a que no se concretó la visita presidencial a los actos, las autoridades inauguraron de manera oficial el canal.

Para el pueblo y la Comuna fue la celebración más trascendente de su historia. Con presencia de delegaciones oficiales de toda la provincia, la prensa regional y nacional, esta jornada indeleble concentró a más de diez mil almas, aunque entonces en San Antonio Oeste sólo vivían ocho mil.

A la hora de los discursos hablaron el intendente Breciano y Santiago Yelós, en nombre de los primeros pobladores, el ingeniero Juan Carlos Suárez, a la sazón ministro de Obras y Servicios Públicos, y el gobernador, general de Brigada Roberto V. Requeijo (foto arriba).

Bajo la cita bíblica “Cavarás la tierra, surgirá el agua y beberá el pueblo”, se inauguró el monumento de la Fuente del Agua frente al Palacio Municipal, que representa el arribo inapelable del agua al pueblo.

Luego llegó el almuerzo popular en las instalaciones de la cooperativa metalúrgica COMSAL. A la parrillada de gran magnitud se sumaron los vecinos con unas cuantas ollas populares con paellas de mariscos del gran golfo (foto abajo).

Al fin, el cierre de los actos estuvo a cargo de don Cayetano Leiva, antiguo jefe de la Estación del Ferrocarril, que con un golpe de campana dejó en la historia más de sesenta años de servicio del ‘tren aguatero’.

El canal empezó a funcionar en buenas condiciones, por medio de la red domiciliaria ya construida. Sin embargo, al poco tiempo aparecieron algunas fallas. Se vivieron algunos días de angustia por el temor a la regresión del pasado. Y en el curso de una asamblea popular en la plaza Centenario nació la Comisión Permanente del Agua, que se puso a total disposición para las tareas de reparación del canal.

Felizmente, con la predisposición del gobierno provincial y el trabajo de la Dirección de Aguas (DPA), poco a poco las dificultades fueron superadas. Incluso, hacia 1973 se comenzó con la construcción de un acueducto para suministrar agua al balneario de Las Grutas.

No obstante, quedaría pendiente algunos años más la realización de la segunda etapa de la obra, desde la boca toma en Pomona, que luego aseguró el rendimiento óptimo del mentado canal.

Otros datos del magno evento en San Antonio Oeste

  • La portada del periodico “La Nueva Era”, (imagen más arriba), muestra una impresionante marea humana acompañando los actos. Después de los discursos de Breciano, Suárez y Requeijo se inauguró la mencionada fuente, obra realizada especialmente por la artista plástica barilochense Dolores Fállada y en los galpones de la Cooperativa Comsal se sirvió un gran asado popular.
  • Para completar la fiesta hubo números artísticos, con la actuación de Los Huanca Hua, Los Cantores del Alba, Luis Landriscina, Jaime Torres y Mercedes Sosa.
  • Las fotos históricas donde las autoridades se arriman a la fente, muestran al gobernador Requeijo, acompañado por el intendente Celso Breciano y el ministro de Obras Públicas, ingeniero Juan Carlos Suárez, fue el momento del descubrimiento de la fuente que simbolizó la llegada del agua a San Antonio, la misma que hoy se conserva enfrente de la plaza y la sede municipal de la localidad.
  • La frase “el líquido que se escurre entre mis dedos” se lo dice Celso Bresciano a Ingeniero Suárez al posar sus manos dentro de la fuente.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorLa legislatura declara de interés histórico y social el 50º Aniversario de la inauguración del canal Pomona-San Antonio
Artículo siguienteSe quebró el peronismo provincial, aparece el frente “Nos une Río Negro”