Se declaró la “Emergencia Alimentaria” por el término de dos años en el ejido sanantoniense



En la última sesión del Concejo Deliberante, se aprobó por mayoría una iniciativa de la concejal Ayelén Spósito, dónde se declaró en el ámbito de la ciudad de San Antonio Oeste, Las Grutas y San Antonio Este  la “Emergencia Alimentaria” por el término de dos años, debido a la crisis socioeconómica que atraviesa nuestro país y que ha repercutido en nuestra ciudad elevando la cantidad de personas y familias que no tienen garantizado el derecho básico y fundamental a la seguridad alimentaria.

Spósito fue acompañada por el voto de sus compañeros de bloque Luis Esquivel, Fabrio Mirano, Fabiana La Biunda y Jorge Sánchez Pino, el radical Diego Colantonio y el concejal de Junto Somos Río Negro José Clemant. Votaron en contra los concejales de JSRN Elizabeth Mereles y Alejandro Railefe.

Spósito señaló “la solicitud de alimentos  a desarrollo social de la localidad aumentó considerablemente en el año 2018 y todas las personas deben tener acceso diario , y de forma digna , a alimentos en cantidad y calidad suficientes para atender a sus necesidades nutricionales básicas y al mantenimiento de su salud” agregó “la garantía de ese derecho es una condición para alcanzar una ciudadanía plena respetando la dignidad de la persona humana, y para q un pueblo pueda ser considerada civilizada. El derecho a la alimentación esta en el mismo plano de los demás derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales”.

Expresó en los considerados que el cumplimiento de los objetivos que plantea la soberanía y seguridad alimentaria impacta en el desarrollo físico e intelectual, como también la falta de alimentación conlleva a enfermedades y problemas sociales graves.

“El rol del Estado se vuelve imprescindible para evitar, con políticas públicas concretas,  la profecía auto cumplida de la exclusión y la desigualdad para aquellos niños y niñas cuyas familias se encuentran en situación de vulneración de derechos básicos. En el contexto actual de recesión económica y aumento del desempleo producto de las política económicas aplicadas por el macrismo desde el inicio de su gestión y que se profundizarán con la aprobación  en el Senado de la Nación el Presupuesto General 2019 que ya tenía media sanción en la cámara de Diputados, se advierte en todo el país que el hambre ha vuelto a ser un problema estructural en amplios sectores de la sociedad”. 

Manifiesta Spósito que prueba de ello la aparición de enorme número de personas que acuden a comedores y merenderos comunitarios o que se quedan a comer en las escuelas. También advierten que la composición de las mismas se ha ampliado de la presencia de niños, niñas y personas mayores a grupos familiares completos “Nuestra ciudad no está exenta de este problema. En la localidad producto de la desigualdad creciente, la distribución regresiva del ingreso y la emergencia laboral que se está atravesando, se genera una situación de emergencia alimentaria, donde los más golpeados nuevamente son los sectores vulnerados”.

LA ORDENANZA

  • Emiéndese al poder ejecutivo municipal que a través de la repartición correspondiente garantice los requisitos nutricionales de niños, niñas, adolescente, embarazadas y adultos mayores que se encuentren en situación de vulnerabilidad que padezcan mal nutrición.
  • Créese  el “Programa de Seguridad Alimentaria Municipal” (PSAM) con el objeto de garantizar que todas aquellas personas en situación de vulnerabilidad socioeconómica accedan a una alimentación nutricionalmente suficiente para garantizar su salud y calidad de vida.

El programa tiene por objetivos específicos:

  • Fortalecimiento de aportes a merenderos, comedores e instituciones que dependan del estado municipal.
  • Creación de nuevos merenderos o comedores en barrios que lo requieran.
  •  Fortalecimiento de módulos alimentarios.
  •  Acompañar con asesoramiento y recursos  a la  conformación de huertas comunitarias que puedan producir alimentos saludables para los beneficiarios de presente programa.
  • Crear un registro de cuantas niñas, niños, adolescentes, embarazadas y adultos mayores se encuentran en estado de vulnerabilidad alimentaria.
  • Garantizar en comedores, merenderos, instituciones dependientes del estado municipal y entrega de módulos alimentarios, una variedad de alimentos, como frutas, verduras, legumbres y carnes.
  • Créese un fondo Específico de Seguridad Alimentaria (FESA) el que tendrá carácter de intangible y se aplicará a la implementación del programa establecido por la presente ordenanza. Dicho fondo se integrará/financiará de la siguiente manera:
  • Con los aportes o financiamiento de carácter específico, que el Estado Municipal obtenga en materia de desarrollo social en políticas alimentarias que provengan  del Estado Provincial o del Estado Nacional.
  • Un 30% de lo recaudado de casinos y salas de juego.
  • Un 1% de coparticipación proveniente del gobierno provincial.
  • Realizar convenios de intercambio de alimentos con otros municipios. Provenientes de agricultores familiares.
  • Con los recursos que asigne el Gobierno Nacional en el marco del Programa de Emergencia Alimentaria vigente.

Sera autoridad de aplicación de la presente ordenanza la secretaría de desarrollo social, quien deberá trabajar en conjunto con organizaciones sociales que se encuentren trabajando en el barrio y juntas vecinales.

El poder ejecutivo tendrá 60 (sesenta) días para poner en vigencia la presente ordenanza. (foto archivo)

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorPlaya de Los Tamariscos, el rincón favorito de muchos sanantonienses
Artículo siguienteSolidaridad en dos ruedas: los Moteros del Golfo festejaron la previa de Navidad en el Hogar de la Abuela Juana