Un polaco en las márgenes de San Antonio Este




HISTORIAS SANATONIENSES. Jordan Czeslaw Wysocki había nacido en 1839 en Pińczów, era un Ingeniero Militar que luchó en las guerras de liberación de su país contra el imperio ruso. Llegó a la Argentina luego de un exilio en Francia.


Jordan era un excelente topógrafo, conocedor de las últimas tecnologías de la época, no sin antes ser un extraordinario militar que batalló en los campos polacos contra los cosacos rusos.

Un hombre valiente, condecorado, pero perseguido por su tarea de zapador. Los rusos habían puesto precio a su cabeza.

Se trasladó a la Argentina en 1867 con su mujer y su hija Ana y contratado como Delineador del Departamento Topográfico de la provincia de Santa Fe.

Señala la historia que en 1871, luego de revalidar su título como agrimensor, ingresó al Ejército Argentino como ingeniero con el cargo de Teniente de Guardias Nacionales en la Comandancia General de las Fronteras del Norte, en el Fuerte General Belgrano en San Pedro.

En 1874 fue convocado por el gobierno nacional para diseñar el Parque Tres de Febrero, allí conoció Domingo Faustino Sarmiento, quien era Presidente de la Nación y tras su encuentro le encomendó un relevamiento topográfico de la extensión al sur.

Pero ¿Qué tiene que ver este polaco con nuestra zona? A esta pregunta la respondió el historiador Marcelo Pesaresi, quien investigó los orígenes de Saco Viejo, asentamiento primigenio de esta región.

Jordan Czeslaw Wysocki fue enviado a delinear el creciente pueblo de Mercedes de Patagones y la margen actual de Viedma.

De allí se dirigió al sur para “motivar futuros asentamientos por orden del gobierno nacional” y encontrar agua en distintos puntos geográficos.

Es así que arribó a la zona de Saco Viejo, dónde marcó el lugar, en 1876, dónde debían excavar para buscar el líquido vital y poder asentarse los futuros pobladores. Los jahueles de Saco Viejo aún se conservan.

Pero el trabajo topográfico encomendado a Wysocki además sirvió para que la zona sea considerada por la marina como un lugar de entrenamiento.

En su libro “Álbum de la Nueva Línea de Frontera” se puede observar la cartografía realizada en las márgenes del Río Negro hasta Choele Choel, la costa atlántica rionegrina y su arribo hasta el Río Santa Cruz por la margen patagónica entre tantos relevamientos en nuestro país. Murió joven, repentinamente a los 44 años.

Marcelo Pesaresi dejó una frase en su investigación “se puede decir que este polaco fue el hombre que marcó el lugar dónde luego se asentaron después los primeros lugareños que dieron origen a lo que hoy habitamos estas tierras”. Un dato no menor, en la historia sanantoniense.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorPaugest participó de un encuentro con la Cámara de Diputados de la Nación
Artículo siguienteEditorial: ensayo de la antipolítica