‘Una verdadera locura, un desastre’


CARTA DE LECTORES. No vivo en cercanías del lugar donde funciona y se encuentra habilitado el local bailable El Galpón. Si soy un vecino mas de este pueblo, como nobleza obliga, me solidarizo con los vecinos que residen en el sector aledaño al mencionado local, porque me preocupa de sobre manera y me fastidia por la situación desagradable, injusta e inadmisible que les toca soportar todos los fines de semana, producto del mal comportamiento y las acciones desmedidas de los jóvenes a la salida del citado boliche, al cual concurren a “divertirse, pasar un momento o la noche alegre, divertida con amigos” pero lamentablemente la realidad es otra, convengamos que la verdadera razón es juntarse o reunirse con la finalidad y la clara intención concreta de consumir alcohol sin control y porque no algunas sustancias prohibidas que los proyecta a la locura (salvo raras excepciones), es doloroso y muy triste ver a la mayoría de los jóvenes descontrolados, de ahi qe saco mi propia conclusión, que los incentiva el alcohol u otro tipo de droga, sino como se explica que se comporten de esa manera tan desenfrenada, basta pasar por la zona cercana a la bailanta, un sábado o domingo, entre las 7 y 8 horas de la mañana para presenciar el panorama que ofrecen los jóvenes que salen del boliche, la verdad, la imagen es asquerosa, repulsiva, se los puede ver vomitando, orinando, destruyendo cosas, tirados en el piso en malas condiciones, arrojando todo tipo de objetos (vasos plásticos, latas, botellas de distintas bebidas alcohólicas) se pelean, se agreden, insultan, etc. etc.

Una verdadera locura, un desastre. Usando un dicho vulgar “a culpa no es del chancho sino quien le da de comer”. Para que esto ocurra y este sucediendo tuvieron que intervenir distintos factores: a) algún funcionario o algunos funcionarios desaprensivos, genios tocados por la vara mágica, sin importarles la seguridad y la tranquilidad que se les debe asegurar y brindar al vecino o a los mismos jóvenes, aprobaron la ordenanza de habilitar comercialmente para que en pleno centro abra este tipo de comercio. b) evidentemente que el o los comerciantes que solicitaron la habilitación de este comercio y del rubro que explotan en ese sitio del pueblo, inexorablemente sabían que de ante mano estas anomalías iban a ocurrir, que perturbaría y atentaría contra la calidad de vida de los vecinos que habitan las manzanas cercanas. c) Se nota y se percibe la ausencia y compromiso de los papás quienes deben  velar, ejercer y disponer de toda la atención para con sus hijos, con la finalidad de evitar males mayores que después tengan que lamentar, deben persuadirlos a que reflexionen.

Ahora, ante los hechos consumados y que suceden, debemos involucrarnos y actuar en consecuencia, no hace falta la mano dura, represión, ni tampoco malos tratos para con los jóvenes que se comportan de manera irregular… ¡sí! compromiso, más control, prevención, atención, seguimiento permanente, enérgica educación y cuidado.

Américo Rodríguez LE 8217000

San Antonio Oeste

 

————————————————————————-

Cada nota, opinión o carta de nuestros lectores, se plasman sin cortar o corregir. Todas son exclusivamente responsabilidad de quienes las firman. Ninguna de ellas expresan la línea editorial de InformativoHoy y sus productos en línea.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


COMPARTIR
Artículo anteriorSe reunieron para tratar la problemática canina en la zona
Artículo siguienteIncendio en una vivienda céntrica en San Antonio Oeste