Verano del 66: el año que “se llenó” Las Grutas y se quedó sin lugar para los veraneantes

sao



HISTORIAS SANANTONIENSES. El balneario tenía (oficialmente) seis años, nada más. En 1966, en enero y febrero, se estimaba que habían arribado entre dos y tres mil turistas y no había dónde alojarlos según publicaban los diarios en esa época. Fue el primer gran aluvión turístico que recibió Las Grutas de varios como sucedió años posteriores.

El Diario Río Negro por ejemplo comunicaba en ese momento, que el intendente Celso Rubén Bresciano, había informado en una nota realizada al corresponsal de Viedna que “resulta extraordinaria la afluencia de veraneantes a nuestro balneario municipal de Las Grutas” y señalaba el momento como increíble.

Bresciano, alma mater e iniciador de la villa turística, quien por su iniciativa conformó e integró la primera comisión del balneario, ese año finalizaba las funciones de la ya histórica comisión honoraria.

En 1966 de hizo cargo una nueva comisión, pero esta vez fue vecinal del propio balneario, el 27 de octubre firman el acta: Orlando Aníbal Vega, Juan Carlos Irizar, José Sánchez, Eloy Fernández, Celso Rubén Breciano. Mientras tanto, Héctor Izco y “Bencho Leal”, edificaron las primeras casas albergues que algunas aún están ubicadas en el casco viejo.

Pero regresando a ese enero del 66, el propio Bresciano debió acudir a las autoridades provinciales para solicitar “obras indispensables” porque según sus palabras (y no se equivocó) “se convertirá en un lugar clave para el turismo marítimo de Río Negro”.

En ese año, en la entrevista realizada al diario regional, mencionó que se construiría “un paballón sanitario, un nuevo acceso a la playa (se concretó la segunda bajada en 1967), acordonamiento y alumbrado público”.

La incipiente localidad de la costa rionegrina tenía el campamento de vacaciones del gas del Estado y otro de la Dirección Nacional de Educación Física y aún así Las Grutas tenía apenas capacidad para albergar a 300 personas.

Está demás decir que muchas dormían en sus autos o en carpas o en campings improvisados cercanos a la playa.

Hoy Las Grutas es la segunda localidad turística de la provincia de Río Negro y la playa más visitada de la Patagonia. En los años siguientes también hubo veranos repletos y que no alcanzaron los lugares disponibles.

El verano de 1966 fue refrendar el sueño de pocos y el anticipo de lo que iba a suceder en el futuro que hoy palpamos.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorLa CGT local se reunió con Casadei por loteos para afiliados sindicales
Artículo siguienteResiduos de plomo en SAO: firmarán convenio de remediación de las manzanas 383 y 384