Editorial: “en veremos…”

0

En menos de cinco meses, Luis Ojeda tuvo cambios en su gabinete. Se fueron varios, otros pueden seguir el mismo camino.

Esta bien que ocurra al principio de su mandato. Sería nefasto si esto ocurriese a mediados del 2018 o principios del 2019, una sangría de esta naturaleza haría tambalear a un gobierno.

Por su parte, los opositores hacen “leña del árbol caído”, hoy aprovechan a criticar al ejecutivo municipal también por las renuncias. Es válido, están para ser opositores o bien en el caso de Esquivel, menciona que no comulga como gobierna el mandatario comunal de su partido.

Principalmente Clemant y Esquivel tienen ambiciones de ser intendentes y ambos llevan la voz cantante de la oposición (lo sumamos a Esquivel a pesar que aún está en el bloque del FPV).

En la semana, se pudo escuchar y observar a ambos, discutir en la sesión del Concejo Deliberante. Es lo que viene. Habrá referencias del pasado, de la actualidad, del gobierno municipal, provincial, nacional, en fin, será un largo cruce de palabras hasta el año electoral y allí suponemos, se recrudecerán los debates y aflorarán aún más las rivalidades.

Eso si, posiblemente ambos deberán superar internas en sus partidos, antes de soñar con el sillón de la calle Brown.

Variaciones

Ojeda se dio cuenta que necesita tener mejor perfil político y comunicar más su gestión. Suma a Mónica Arburúa a su equipo justamente para afrontar las situaciones que tienen que ver a la política interna y externa, llevará adelante la “voz cantante” del ejecutivo y además la que tendrá interrelación con el bloque de concejales. Arburúa, como secretaria de coordinación (o jefa de gabinete si se prefiere), asumirá la posibilidad de “manejar” varias acciones gubernamentales.

El regreso de Guillermo Soria no es novedad. Ya venía trabajando con turismo municipal. Es la segunda vez que llega a la función, en el 2013 estuvo ligado a la gestión de Javier Iud con el mismo cargo.

El diseñador gráfico también tuvo su paso como coordinador de costas y playas dentro del ministerio de turismo, en el mandato de Rovira Bosch. Su despido estuvo relacionado a enfrentamientos políticos, que por entonces hicieron que el gobernador Alberto Weretilneck sacara de su gabinete a todos los funcionarios ligados al “pichetista” intendente Iud.

Soria estuvo pocos meses al frente de la cartera de turismo hace tres años, en esa oportunidad, el gobierno de Iud nunca informó oficialmente el porque del alejamiento, aunque en esa oportunidad, varios funcionarios, sostuvieron que no fue en los mejores términos. Quienes perduran de aquella época, se sorprendieron actualmente con la designación. Según conjeturas de la época, fueron por diferencias que surgieron en el festival de Fauna Marina que derivó en una causa judicial investigada por el entonces periodista José Clemant, hoy concejal de la oposición.

En prensa Natalia Pecot tampoco es sorpresa, ya que últimamente conducía todo lo que tiene que ver con el protocolo del intendente y su agenda, ella misma comunicaba sin pasar por la dirección que estaba a cargo de Cecilia Llanqueleo, una joven que nunca terminó de comprender cual era la forma de comunicar la política municipal.

Por allí puede haber otros cambios, si se necesita oxigenar, algún que otro cargo. Debe ser ahora, como mencionamos, al inicio de la gestión. Lamentablemente Ojeda se dio cuenta con el rodar del gobierno. No son épocas de prueba y error.

ENTE

¿Habrá ente de turismo antes de fin de año? esa es la pregunta. Debían empezar a tratar en el Concejo Deliberante al menos, desde hace más de un mes. La tardanza no tiene ningún sentido aparente.

Como siempre las acusaciones son mutuas. Desde la legislatura comunal mencionan que el ejecutivo no pone a trabajar a sus concejales. El ejecutivo expresa que solo el Concejo Deliberante debe poner en discusión el tema.

Con respecto a esto, no habrá este año un ente de turismo en marcha y menos una ordenanza que se empiece a implementar desde abril del 2017 para llegar “afilados” a la temporada posterior.

Nuevamente los intereses políticos parecerían estar lejos de los intereses de la comunidad.

Tampoco han visto la luz las ordenanzas para el verano, ni siquiera las de regulaciones. Para la próxima sesión, estaremos a unos 40 días del lanzamiento de la temporada.

¿Seguiremos con este tipo de sistema de estacionamiento?, ¿con la permisión de cientos de vendedores ambulantes?, ¿seguirán los paradores siendo boliches?, ¿habrá regulación de artistas callejeros?, ¿seguirán tercerizando servicios?… tanto para hacer, sin tiempo.

Una muentra: la excensión especial para dejar de lado la prohibición de fumar en el Casino. Un dato: Chimpay, el viernes, puso en marcha su ente turístico.

Las Grutas, el segundo y masivo destino de Río Negro, sigue “en veremos”.

Carlos Aguilar @caa174

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta


*