Editorial: la espada y la pared

0

Ojeda urgente, debe buscar entre sus concejales, alguien que entienda el juego de la política. No lo tiene. Los ediles del FPV quedaron atrapados por la acometida de la oposición que, de forma inteligente, lo va cercando al intendente.

El ejecutivo no reacciona ante la avanzada estratégica, bien pensada, bien planteada de los opositores.

El gobierno municipal está cada vez más entre la espada y la pared, por culpa de errores propios: del pasado y actuales.

El Superior Tribunal de Justicia sentenció, hace más de dos años, que la municipalidad debe demoler cuatro casas sobre la línea de la marea, al sur de Las Grutas. Nunca hicieron caso y dejaron pasar el tiempo, a pesar de las advertencias del Juez de Faltas Jorge Bolt.

El pasado jueves, en Comisión de Asuntos de Gobierno y Legislación Municipal se aprobó por mayoría, el proyecto de la ordenanza que establece que el municipio, el propio Ojeda, debe dar orden, en 60 días, de demoler las cuatro casas, en cumplimiento de lo dictaminado por el máximo tribunal rionegrino.

Desde el próximo martes, si el expediente es votado (como lo será), y si el intendente lo veta, Ojeda será pasible de ser acusado penalmente ante la justicia por incumplimiento del deber como funcionario público.

Si la ordenanza “queda en pie” y Ojeda no cumple en demoler las casas en el plazo estipulado también será pasible de ser acusado penalmente ante la justicia por incumplimiento del deber como funcionario público

Si así fuere, para principios del año que viene, nos aventuramos a pronosticar que seremos testigos de transitar el escenario, de como se pondría en marcha el Titulo III de la Carta Orgánica Municipal.

Pero además a esto se le va a sumar la famosa “causa de la chatarra”, en el recorrido del pasado viernes, la comisión investigadora, observó que hay faltante de elementos, varios, de las maquinarias en desuso. Tampoco acompañó ningún funcionario municipal (Curaqueo ausente sin aviso) o edil del oficialismo. Esta investigación también va camino a ser una denuncia penal.

Tantos años de gobierno con mayorías y con plenos poderes, dejaron adormecer el músculo de la política. No se esperaban que había otros, que analizaban los contextos, cosa que el gobierno justicialista local, no era capaz de verlos.

“Enternecer su corazón”

Cuando leíamos la ultima misiva de los ediles del Frente para la Victoria en contra del Concejal Clemant se observaba quizás el spot de una novela.

No daba crédito al repasar lo que decía el parte de prensa de los ¡concejales! hacia el representante de la oposición pidiéndole, rogándole que no sea ¡oposición!. Suponemos que para eso lo votaron los ciudadanos, para “estar en frente” del oficialismo, como lo hicieron con el resto de los concejales de JSRN y al representante de la UCR.

La carencia de política hace que den estos pasos en falsos. La carencia de actitudes y aptitudes para el cargo que ocupan, evidencian la debilidad del FPV en el concejo deliberante. Quizás, quien los asesora, hace que cometan estos errores.

La última sesión de la legislatura comunal, cuando el conejal Clement dio moción de preferencia, para tratar el proyecto de las tierras al sur de la villa balnearia, en la denominada “tierra de Tarruella”, automáticamente un concejal del FPV debió poner en alerta a su gobierno municipal. No lo hicieron, porque no sabían, no conocían, no alcanzaron a comprenderlo. Recién cuando se reunieron en comisión, “bajaron a tierra” y pidieron 48 horas para expresar su voto. Estaban atónitos.

El buen entendedor, se dio cuenta que la oposición, le dio al menos una semana para que pudieran trabajar políticamente en el proyecto, incluso hasta tratar de frenarlo y no seguir exponiendo cada vez más a Luis Ojeda, su intendente.

Brazo poderoso

El viernes al mediodía, los grutenses se llevaron un “golpe de frente” cuando la provincia, en la audiencia pública, representada por la Secretaría de Medio Ambiente, no apoyó el amparo ambiental hacia la construcción (en la bajada cero). Los vecinos quedaron expuestos ante los abogados de los sindicalistas y de la municipalidad. El poder del gremio que hace la obra en la ex delegación, hizo un tremendo “lobby” y hasta movilizaron a la UOCRA para poner en evidencia que ellos tienen poder.

Hasta la propia jueza se dio cuenta que los amparistas estaban en desventaja y se apiadó de ellos, “dándole una mano” y medió para evitar que sean acusados.

Dina Migani habría recibido orden “de arriba” y así como fue tan impetuosa en clausurar preventivamente con sus “soldados” locales, en poco tiempo cejó y se retrajo.

Poderosos grupos económicos avanzan sobre Las Grutas, consiguen Entes de Turismo a sus medidas, construcciones llena de irregularidades, negocios a gusto y placer. Así le va al destino.

Carlos Aguilar @caa174

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta


*