Asignaron a Leonardo Javier Tovar como párroco del ejido sanantoniense



La comunidad católica de la zona atlántica rionegrina celebra la designación del cura párroco Leonardo Javier Tovar, para la parroquia de San Antonio de Padua, de manera permanente. En esta primera etapa se interiorizará de las comunidades de San Antonio Oeste, Las Grutas, Puerto del Este y Valcheta.

El padre Leonardo Javier Tovar, mencionó a este medio “soy oriundo de la provincia y de la ciudad de Santa Fe, estudié para sacerdote en el seminario de Paraná, Entre Ríos, quedándome en esa zona cerca 25 años” agregó “hace poco hice unas experiencias en Buenos Aires de 3 años en el Santuario San Cayetano de Linier y ahora el último fue el Santuario de María La Desatanudos en el barrio de Agronomía (Bs. As.), un día estaba confesando cuando lleg{o un sacerdote, el padre Jorge, párroco de Conesa con la invitación de venir a misionar esta zona, con la intención de que la conozca, a razón que estaba haciendo falta sacerdotes, porque eran muy pocos”.

“En el mes de diciembre del año pasado vine 20 días, era la primera vez que viajaba tan lejos, no conocía este lugar. La verdad que me gustó esta zona, estuve en la misión de Navidad en la parroquia de San Antonio de Padua, también recorrí algo de Valcheta. Después tomé la decisión de hablar con el cardenal Poli (Arzobispo de Buenos Aires), el cual en ese momento era mi superior y con mi acompañante espiritual, con las personas que debía hablarlo y rezarlo, decido venirme, a su vez con el acompañamiento del padre Estaban Laxague, un gran obispo, un pastor realmente “con olor a oveja” como dice el Papa. De esta manera es que llego aquí, con la predisposición de probar y de dar una mano como un hermano más”.

“Evidentemente ya tiene una tradición esta comunidad, las emociones son muy lindas, porque se ve que es una comunidad con vida y organizada, a pesar que no tuvieron sacerdote, siguieron trabajando, mi intención primera es venir como un hermano brindar el servicio que faltaba en una comunidad, que ya camina en la presencia de Dios, haciendo su historia”.

“El obispo me asignó esta parroquia, que sería San Antonio Oeste, Las Grutas, el Puerto del Este y seguramente ayudemos en Valcheta, a la medida que nos vayamos organizando, venimos a servir a esta diócesis en el Nombre del Señor en lo que haga falta”.

“Es una comunidad activa, siempre que pueda tener un sacerdote mucho mejor, para celebrar la Eucaristía, la Unción de los Enfermos, la Absolución de los pecados y la animación un poco de la comunidad, esa parte está asegurada, porque es una comunidad presente y en camino. Pero es importante la asignación de un párroco, que se haga cargo del pastoreo o del acompañamiento a esta comunidad, por ello, no vengo de manera transitoria, solo Dios sabrá cuanto tiempo estaré por acá, por lo pronto el obispo me ha comunicado que me hacía párroco de esta zona, esto implica que es un tiempo establecido fijo el cual me hare cargo de la comunidad”.

“Creo que es muy importante la obra que ha hecho el padre Miguel, no lo llegue a conocer, pero por lo que voy viendo, entre los 20 días que estuve en diciembre y cuando llegue de manera definitiva el 5 de marzo, con la Celebraciones de las misas y visitando todas las comunidades, entre ellos el Hogar de la Abuela Juana, visité algunos enfermos en el hospital, son muchas actividades por realizar, son nueve las capillas las que abarca la parroquia, cada una con su vida propia y con su identidad, vengo aportar y colaborar con la realidad eclesial y con lo que haga falta, aportando como iglesia a lo que es la vida del pueblo y la comunidad”.

“Sobre todo lo que se viene de Semana Santa me estoy interiorizando, la comunidad está organizando el cronograma que esta pronto a salir, es mucho, estaba en su momento armada con la presencia de los dos sacerdotes, por eso algunas actividades se van a modificar, más que nada para que no se superpongan, pero en general no hubieron grandes modificaciones, sino por lo contrario se ha tratado de mantener como se venía haciendo hasta ahora”.

“Creo que el primer año de un párroco, que se hace cargo de una comunidad, es para conocer a la gente, la vida de la parroquia y después ir viendo, pero en general como le digo a la comunidad uno no vino a generar cambios o a imponer sus propias ideas, para acompañar un proceso que ya está en marcha. Esta primera etapa será de conocimiento y seguir como venían trabajando, evidentemente la semana santa será muy exigida, pero así tiene que ser porque es la semana más importante de la fe cristiana, Jesús nació para eso, en esos días especiales él muere y resucita por nosotros, para regalarnos vida nueva, es la semana donde más esfuerzo tenemos que poner, es el momento del trabajo y oración donde tenemos que compartir con los hermanos” finalizó “con los que pueda compartir este mensaje deseándole una buena Cuaresma y una feliz Semana Santa.”

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorSAO y Las Grutas: oficializan cuatro juntas vecinales que renovaron autoridades
Artículo siguientePiden que el Puerto de SAE también sea un punto de embarque para Vaca Muerta