EdERSA invirtió en Río Negro 900 millones de pesos en 582 obras

sao




Casi 900.000.000 de pesos invirtió la distribuidora EdERSA durante el año que se fue en obras, modernización de sistemas, mejora en la calidad del servicio y, sobre todo, en la seguridad pública y de los vecinos. Se ejecutaron 582 obras.


La seguridad y normalización de instalaciones eléctricas se ha transformado en una prioridad tanto para la empresa como para la secretaría provincial de Energía y el Ente Regulador. Mediante diferentes convenios, se trabajó en conjunto en la regularización del servicio de 12 barrios populares en diferentes puntos de la provincia, donde EdERSA tendió 18.000 metros de líneas de media y baja tensión de última generación.

Miles de vecinos de sectores periféricos de Cipolletti, Allen, El Bolson, Viedma, Luis Beltrán y Fernández Oro cuentan hoy con un servicio seguro y de mejor calidad, en zonas donde el eléctrico es uno de los pocos servicios públicos a los que pueden acceder. “Estamos realmente muy conformes con todo el trabajo realizado para llevar a todos esos barrios mejores condiciones de servicio, que se traducirán invariablemente en una mejora en la calidad de vida”, explicó el gerente de Planificación de EdERSA, José Cainelli.

A esos sectores la empresa no sólo llegó con nuevos cableados. En el marco del programa “EdERSA en los Barrios”, también se ofrecieron charlas e información sobre uso seguro y racional, y eficiencia en el consumo, sabiendo que esos vecinos son de los denominados “electrointensivos”, dado que utilizan la energía eléctrica no sólo para lo convencional.

“En esos barrios no hay gas natural, por lo que los vecinos no tienen otra opción que hacer funcionar todos sus artefactos, calefaccionarse, refrigerarse e incluso cocinar, con artefactos que funcionan con la luz. Por eso es que nos parece fundamental hacer hincapié en charlas y jornadas de capacitación para enseñarles a usar la energía de forma eficiente y segura” indicó el jefe del área de Comunicación y RRII, Sebastián Busader.

Normalizar el servicio no se reduce sólo a la tarea de concretar nuevas obras. También es fundamental la inspección y seguimiento de todas las instalaciones en la provincia. “Con nuestro plan de ‘Seguridad, Hurto y Fraude’ revisamos casi 66.000 pilares en todos los puntos de Río Negro, durante un arduo trabajo que nos permitió normalizar instalaciones, hallar miles de peligros eléctricos y lograr despejarlos”, remarcó el gerente Comercial de la empresa, Fernando Salice.

Fueron nada menos que 582 obras las que ejecutó EdERSA a lo largo de 2022, con una inversión cercana a los 900.000.000 de pesos y el tendido de 170 kilómetros de líneas de media y baja tensión para dar servicio a nuevos suministros, mejorar la calidad y seguridad del servicio y normalizar sectores irregulares.

Mejorar la calidad eléctrica y la previsibilidad del sistema, sobre todo en regiones como la cordillerana y la Línea Sur -donde el clima es más hostil y las largas extensiones y condiciones geográficas son complejas para atender el servicio- demandan un abordaje integral. Por eso, EdERSA invirtió más de 120.000.000 de pesos en la puesta en funcionamiento de un nuevo sistema de telecomando, desde donde se opera de forma remota y en tiempo real 45 estaciones transformadoras y equipos de maniobras.

“El avance que nos da este nuevo sistema de telecomando en términos operativos es de suma relevancia. Nos permite detectar fallas y solucionarlas desde el Centro de Operaciones sin tener que recorrer, en el caso de algunas zonas como la cordillerana y la Sur, cientos de kilómetros buscando la causa de una contingencia”, indicó el Gerente de Sistemas de la distribuidora, Jorge Liendro.

 

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorGuardavidas recomendaron ampliar el servicio a más playas del ejido sanantoniense
Artículo siguienteViolento vuelco en la Ruta Provincial 2 cerca de San Antonio Oeste