Editorial: la cuestión social



Weretilneck firmó esta semana el acuerdo con Nación de compensación de deudas. Fue celebrado y sometido a la opinión pública, luego se verificó como recaló en los ambientes políticos. Todo fue bien. No hubo siquiera esbozo de la oposición respecto a esto, porque en realidad es parte del Programa Federal de Desendeudamiento de las Provincias Argentinas Decreto 660/2010 cuando gobernaba Cristina Fernández.
Con esa medición, el gobernador, más rápido de reflejos que el resto, un día después, salió apoyar el presupuesto de Nación, momentos que el diario regional Río Negro publicaba la deuda estatal rionegrina está por encima de los 21.000 millones y la del Plan Castello ya alcanza los 12.200 millones.
La deuda que hoy tiene la provincia es inédita en la historia, jamás estuvo tan hipotecada, aunque todo se dio con la permisión del gobierno nacional, que también se endeudó de manera exponencial, superando todos los récords.
En la foto del consenso del presupuesto, que apoya Weretilneck y también lo apoya el senador Pichetto, ambos saben que desembarca con un importante ajuste hacia la sociedad, el pueblo seguirá pagando la fiesta de errores de lo anterior y de lo actual.
Tras este apoyo al futuro presupuesto por parte del gobernador, quien habló fue Martín Soria “Sin objetar ni una coma, el gobernador rionegrino salió a respaldar ciegamente el proyecto de Presupuesto 2019 de Macri, que traduce el ajuste sobre el ajuste que ordena el FMI, y el gobierno nacional transfiere a las provincias para que lo absorban los vecinos”, manifestó el intendente Soria y agregó “Lo que Wertilneck acepta mansamente es más aumentos en las tarifas de servicios, combustibles e impuestos que pagan los rionegrinos”.
Luego de esta andanada de realidad, aparecieron los gremios quienes siguen rechazando la propuesta salarial de provincia, el ofrecimiento por única vez de 2000 pesos en octubre, 2500 en noviembre y 3000 en diciembre solo es para paliar los tarifazos que vendrán, ninguno de esos montos es remunerativo, sino que en enero volverían a lo que terminó de pagarse en septiembre.
El sindicalismo expresó que debe ser remunerativo y además las paritarias deben comenzar en diciembre. No esperaba este mensaje el gobierno que evidencia dilemas de financiamiento.
Al sumarse a la decisión de la política nacional, el gobernador comenzó a derivar lo problemas a los municipios “que se hagan cargo del boleto urbano” dijo en consecuencia de que ellos se harían cargo del interurbano, cuestión que no sucederá. Las arcas rionegrinas no están en condiciones de absorber el impacto de la tarifa social de la energía eléctrica, ni subsidiar el combustible al transporte público.
La inequidad se hará cada vez más amplia. Los asalariados que utilizan el colectivo como medio de llegar a sus trabajos se verán seriamente afectados. Ojeda mencionó que lo de Weretilneck de inferir a los municipios que se hagan cargo del subsidio al servicio urbano es totalmente irresponsable. El 90% de las municipalidades están con sus cuentas al borde del rojo.
Además, la mayoría de las comunas sufren escasa inversión de obra pública del gobierno de Macri y la problemática se acrecienta, la falta de movimiento comercial diluye las cajas de los comerciantes o las Pymes quienes echan a sus empleados para achicar gastos.
Con este panorama desde el FPV comenzaron a dedicarse a los barrios, la misma Ayelén Spósito inició reuniones con diferentes estamentos y asesora a quienes lo solicitan, además un grupo de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular se moviliza en los barrios, Spósito a fomentado reuniones en la zona del CTEP.
El peronismo sabe que siempre puede tener su base en los barrios, donde la coyuntura económica comienza a hacer mella.
Un radical sanantoniense señaló en las redes estos días, que la deuda social es la peor de todas, es lo que tiene en contra Cambiemos, no por algo Matzen y Berardi esbozaron un probable acuerdo electoral con JSRN. La imagen de Macri en Río Negro está derrumbada, no hay futuro para el radicalismo de esta alianza.
De forma inmediata Roxana Fernández salió a responder a la diputada nacional, “la pata” peronista de Juntos jamás se uniría a quienes hicieron “migas” con el macrismo. Ese es el pensamiento de Pesatti.
Todos los futuros candidatos pondrán énfasis en la cuestión social. No por algo el gobierno nacional incrementó los fondos de ayuda social. Es ahora la clave de la política que viene. Allí radicarán los discursos y las acciones.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA

COMPARTIR
Artículo anteriorCursos de RCP “es muy grato poder sentir que la comunidad se responsabiliza” dijo Salas
Artículo siguienteUn porcentaje de las entradas de espectáculos públicos serán destinados a incentivar deportes