Ergonomía y dolor de espalda.



Una de las primeras medidas que se debe tomar para prevenir esos dolores recurrentes de espalda es prestar más atención al entorno de la actividad laboral y a la ergonomía. ¿Y qué es la ergonomía? La ergonomía es una disciplina que se ocupa de cómo nuestro entorno interactúa con nuestro trabajo. Su principio es buscar  las maneras de ajustar nuestro entorno para disminuir los riesgos de lesión y enfermedades, incrementar la productividad y mejorar la calidad de nuestra vida laboral. Las metas de la ergonomía incluyen:

  • Reducir las lesiones relacionadas con el trabajo.
  • Mejorar la productividad en el espacio laboral.
  • Mejorar la calidad del trabajo.
  • Reducir el ausentismo laboral.
  • Ayudar a los empleadores a cumplir con las regulaciones legales relacionadas con su entorno laboral.

Biomecánica y prevención de lesiones.

Una de las formas más importantes de reducir el riesgo de lesiones relacionadas con el trabajo consiste en mejorar la mecánica del cuerpo. La mecánica del cuerpo se refiere a cómo usamos a este en nuestro entorno de trabajo. Una buena mecánica de cuerpo consiste en usarlo de forma eficiente y segura. Ello incluye una buena postura, equilibrio y el uso de los grupos músculos más fuertes para realizar el trabajo más pesado. Si bien existen numerosas tipos de lesiones que pueden ocurrir en el entorno laboral, una de las quejas más habituales es el dolor de espalda.

Dolor de espalda, cuello y hombros.

Independientemente si uno es  oficinista, trabaja en una fábrica, es profesora, jardinero o estudiante, el dolor de espalda puede ser consecuencia de cómo se trabaja. Para prevenir estos dolores de espalda se puede tomar las siguientes medidas:

  • Tomar descansos frecuentes y cambiar de posición cada 30 minutos a una hora.
  • Calentar o elongar antes de empezar actividades que incluyen movimientos repetidos o posiciones prolongadas.
  • Evitar movimientos de extensión y torsión del tronco.
  • Posicionar la computadora en frente de uno.
  • Mantener los pies apoyados en el piso intercalando su apoyo con un pequeño banco.
  • Evita doblar el cuello hacia adelante durante largos períodos de tiempo.
  • Al levantar objetos pesados, hacerlo apropiadamente.

Como se puede ver, la ergonomía juega un rol importante en mantener a los trabajadores seguros y saludables y por supuesto en mantener su espalda sana. Más allá de si se trabaja fuera de la casa o en ella es importante mantener los principios de ergonomía para minimizar el dolor, lesiones y enfermedades.

Dr. Edgar Torres, Traumatólogo, Hospital A. Serra.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorCasos de abuso sexual: cómo trabajan las Fiscalías de Río Negro
Artículo siguienteEditorial: motores en marcha