Esto Creo: “Alea jacta est” (nota de opinión)

julio


Este viejo “latinajo”, describe a la perfección el momento que la política argentina atraviesa y que nos tiene a los ciudadanos reducidos a la simple función de “paganinis”, es decir, los que con nuestros impuestos y tributos sostenemos la alegre fiesta que disfrutan, los que supuestamente en nuestro nombre gobiernan. Si es que éstos tuvieran, gobiernos y oposiciones, el mínimo sentido común, podrían darnos una muestra que aunque sea tangencialmente saben las tribulaciones que pasamos y aprovechen mejor los recursos que con nuestro esfuerzo les brindamos.

“La suerte, está echada” significa el título de estas líneas, y a la luz de los hechos de las corporaciones políticas, que ya inscribieron las nóminas de sus candidatos para las elecciones nacionales y municipales por venir, y que independientemente de surgir de “dedos”, encuestas, sondeos y otras alambicaciones cupulares, ahora pretenden “blanquear” con una elección que no sirve para nada más que despilfarrar los dineros, que muy bien vendrían aplicados a las cosas realmente importantes para nosotros.

Las “Paso” que en el orden nacional “oficializaran” las fórmulas presidenciales y de senadores y diputados nacionales y Municipales, de todo el espectro político, que sus capitostes en cerrados corrillos y “fumatas”,  armaron, costarán a las arcas fiscales de nuestro país, cerca de mil millones de dólares, y en nuestro municipio casi setenta mil. Una verdadera obscenidad, habida cuenta las necesidades perentorias y graves que padecen y afectan a instituciones públicas que deben atender, lo que alguna vez se llamaron “los deberes irrenunciables” del estado, es decir entre tantos: salud, educación, seguridad y asistencia a los necesitados.

En el caso de nuestra comuna, la cifra para legitimar “dedazos” es la equivalente a 8 mil metros lineales de cordones cunetas, o varias cuadras de asfalto, o más de 10 mil metros lineales de líneas de agua potable para paliar al menos con canillas públicas “las tomas” que bordean nuestras comunas, o tantos otros servicios que le mejoren en concreto la vida a nuestros vecinos y no dilapidarlos en una elección previa a otra que será en definitiva en la que se elijan quienes serán los nuevos inquilinos de Balcarce 50; el kilómetro cero de las rutas nacionales y Brown 286.

La situación del pueblo requiere una mínima solidaridad por parte de quienes presuntamente lo representan y en su nombre gobiernan, ya tienen demasiadas ventajas estos inquilinos del poder, como para que encima derrochen lo poco que queda, solo para legitimar sus tramoyas.

Será en definitiva la elección lisa y llana, con las formulas ya oficializadas, la que realmente sirva a esta devaluada democracia, que ha generados “príncipes” sobre los ciudadanos, la que consagre a sus próximos mandatarios y no sería nada malo que al menos dieran una muestra de interés con sus mandantes, y racionalizar el costo de proyectarlos a sus cargos, y ahí sí que “la suerte estará echada” (Por Julio Ramón Alcalde).-

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorLos Jardines de Infantes recibirán alfabetización digital y robótica en salas de 4 y 5 años
Artículo siguienteEligen autoridades de la Junta Vecinal del barrio Médanos del Golfo de Las Grutas