IPROSS continúa garantizando las prestaciones a sus afiliados en Río Negro

movil



El Instituto Provincial del Seguro de Salud (IPROSS) continúa garantizando la cobertura de sus afiliados, siendo un sistema solidario que da respuesta aún durante la pandemia COVID-19 y la situación económica que atraviesa el país.

Con respecto a la situación económica del IPROSS, el presidente Alejandro Marenco explicó que “implementamos sistemas informáticos que no existían para hacer el control minucioso de todo lo que se produce; renovamos y reestructuramos los 192 convenios que tenía el Instituto, y hoy la deuda sigue siendo similar a la que recibimos”.

Además, “hemos recibido una ayuda que ronda los $300.000.000 por parte del Ministerio de Economía de Río Negro, de manera de hacer frente a los gastos imprevistos a causa de la pandemia COVID-19, tanto en terapia intensiva como en aislamiento, y en los elementos de protección personal y laboral”, añadió Marenco.

En cuanto a la medicación, Marenco expuso que “se dispararon los valores de los medicamentos. En enero de este año nosotros teníamos una facturación de las farmacias de $70.000.000 en general y hoy estamos alrededor de $100.000.000”.

“Hoy las obras sociales tanto privadas como prepagas como obras sociales provinciales tenemos esos problemas. La diferencia es que las obras sociales sindicales reciben una ayuda por parte de Nación, y las obras sociales provinciales no. El Gobierno Nacional no asistió específicamente en esta crisis a las obras sociales provinciales y por ello hicimos el reclamo.”, informó Marenco.

inn

En este sentido, el IPROSS mantiene la deuda que siempre tuvo y un aporte promedio por afiliado de $1.800, aun así, brinda prestaciones que van desde sillas de ruedas de $2.000.000 hasta prótesis de $3.000.000, y medicamentos oncológicos que incluso otras obras sociales no cubren. “Entonces estamos ante una obra social que tiene una vasta aplicación que no se ve, en urgencias siempre se ve, en el primer nivel a veces tenemos trabas por el tema del plus, pero una obra social que tiene amplias prestaciones para sostenerlas con un limitado presupuesto.”, destacó Marenco

Como respuesta a los informes que se le solicitaron al IPROSS, Marenco enfatizó que “no tenemos problemas porque la información está y lo que no está se busca, porque tenemos que demostrar en qué gastamos todos los días, tener transparencia, igualdad y equidad para nuestros afiliados y las autoridades que gobiernan son las encargadas de determinar cómo se va a seguir financiando el IPROSS.”

Con respecto a la legislación, “tenemos que ser conscientes que una ley conlleva atrás un financiamiento, y lo importante es tener la información técnica suficiente para tomar decisiones. Saber cuál es el consumo, cuánta cantidad de afiliados tenemos, cuántos afiliados mayores de 60, cuántos consumen medicamentos, y cuánto sale el dinero que tiene que rodar el IPROSS para llegar. Y que de algún lado tiene que salir, porque el dinero fluye de algún lado, tiene un origen, alguien tiene que recaudarlo”, finalizó Marenco.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorLas Grutas: Casadei abrirá el ingreso a dueños no residentes de viviendas y complejos en octubre
Artículo siguienteEn la Comisión de Gobierno del Concejo trataron la actualidad sanitaria general