Kinesiotaping o vendaje neuromuscular.



¿Para qué sirve el kinesiotaping o vendaje neuromuscular? Los aficionados al deporte ya nos hemos acostumbrado a ver la piel de muchos deportistas llena de curiosos colores. No se trata de tatuajes sino de unas extrañas cintas de diferentes colores que, en realidad, son un vendaje neuromuscular. Los defensores de esta terapia aseguran que no sólo trata lesiones ya existentes, sino que también ayuda a mejorar el rendimiento muscular en deportistas que no tienen ningún problema. A pesar de que puede parecer fruto de una de las muchas modas pasajeras, la técnica del vendaje neuromuscular viene perfeccionándose desde hace muchos años.

La venda.

Es un método de vendaje especial, que a diferencia de los clásicos vendajes utilizados en rehabilitación, permiten el movimiento de la zona vendada. Esto es gracias a las características especiales de las  vendas usadas  y de su forma de aplicación. Es una venda elástica (solo en sentido longitudinal) y adhesiva. La venda NO posee ningún tipo de medicamento. Es 100% de algodón e hipo alergénica. Se puede mojar y no se despega. Su aplicación dura aproximadamente de 3 a 5 días (depende de una buena técnica de colocación y la calidad de la venda). NO se usa para inmovilizar, sino que al contrario, el vendaje fue creado con el concepto que el movimiento y un correcto aporte sanguíneo y linfático, contribuyen a la recuperación de la lesión.

¿Cuáles son sus indicaciones?

  • Alivio del dolor.
  • Disminución de la inflamación.
  • Disminución de hematomas.
  • Protección articular.
  • Mejorar la propiocepción.
  • Corregir la postura.
  • Acción estimulante o inhibitoria sobre músculos, según se requiera.

Al ser una técnica de origen oriental, y basados en la cromoterapia, los diferentes colores poseen diferentes propiedades terapeuticas.Como toda técnica requiere un entrenamiento básico y especial. Además, requiere del conocimiento de la anatomía y biomecánica del cuerpo para saber dónde se coloca y por qué. Motivo por el cual se recomienda que sea aplicado por profesionales certificados en los cursos de vendaje neuromuscular.

En resumen, el éxito del tratamiento se basa en una buena técnica de colocación, en saber elegir la técnica correcta según la patología a tratar, además del perfecto conocimiento por parte de quién lo aplica, de la anatomía y biomecánica del cuerpo humano. Es una técnica muy buena si se la coloca bien y donde  es necesaria.

Dr. Edgar Torres, traumatólogo, Hospital A. Serra.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA

COMPARTIR
Artículo anteriorComunicado por actividades que se realizarán en la Unidad Básica “Benito Martino”
Artículo siguienteEditorial: espejos