La provincia de Río Negro apuntala acciones promocionales de Las Grutas

mar


La villa turística de Las Grutas, en la costa de Río Negro, ofrecerá este verano atractivos turísticos particulares, como avistamiento de fauna marina y aves, buceo y actividades náuticas en sus aguas especialmente cálidas para la región patagónica.

La gastronomía, donde sobresalen las comidas preparadas en base a pulpo y otros frutos de mar, el buceo y la pesca son otras de las opciones que este año cuentan con más y mejores propuestas para los turistas.

Las playas son amplias y adornadas por mantos de caracoles, con un mar calmo y acantilados de más de ocho metros de altura, donde las olas tallaron grutas que le dan el nombre al lugar, y médanos ideales para largas caminatas.

inn

Roxana Rinne, de la Dirección de Acciones Promocionales del Ministerio de Turismo, Cultura y Deportes de Río Negro, señaló que “los acantilados atraen a los visitantes por su blancura y sus formas”.

Rinne sostuvo que “estas formaciones sirven para proteger a las playas de los vientos patagónicos y se transforman, cuando baja la marea, en un sitio ideal para pescar, bucear y avistar fauna marina”.

El buceo se puede practicar en el Parque Subacuático desarrollado en el golfo San Matías, que se proyecta como el más grande de América.

Se trata de un parque de arrecifes artificiales conformando en torno al mítico pesquero Don Félix, que descansa desde hace algunos años en el fondo del mar y del recientemente hundido Mariana Rojamar, a los que se sumarán cuatro embarcaciones que serán hundidas en los próximos meses.

Esas naves son el hábitat de sargos, meros, salmones, cabrillas y besugos; invertebrados como estrellas de mar y poliquetos, y una gran variedad de crustáceos y moluscos.
Para bucear en Las Grutas hay que acceder a una formación rocosa semisumergida que se encuentra frente a la tercera bajada del balneario y que es utilizada para el tradicional bautismo submarino.

Otros atractivos, en el rubro turismo aventura, son las excursiones a Salina del Gualicho (a 72 metros bajo el nivel del mar) y recorridos por el camino de los pulperos hasta llegar a la meseta de Fuerte Argentino.

El avistamiento de fauna marina, que se puede realizar durante todo el año en forma embarcada, contacta al turista con delfines, lobos marinos de un pelo, chorillos doble collar, playeros rojizos, petreles y albatros, entre otras especies.

Rinne subrayó que “además de realizar el avistamiento, los visitantes cuentan con un Centro de Interpretación de Fauna Marina, donde hay una muestra didáctica y divertida, creada por especialistas en naturaleza y conservación”.

La oferta de turismo estival se completa con visitas guiadas por San Antonio Oeste -cabecera del departamento rionegrino de San Antonio- que llevan por la Bahía San Antonio, el barrio ferroviario, el museo histórico y las playas Mar Grande, Punta Verde y Los Tamariscos.

Rinne destacó que otro producto que crece todos los años “son los vuelos de bautismo, que sobrevuelan el Golfo San Matías en dos circuitos diferentes, que incluyen San Antonio Oeste, Las Grutas y Puerto San Antonio Este”.

“Los paseos en embarcaciones de distinto porte y en kayak también crecen entre las predilecciones de los turistas que llegan en el verano”, agregó. (Telám).

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorEn Bahía Blanca, Cristián Nuske hizo podio en el Torneo de Tenis de Mesa
Artículo siguienteLas Grutas: recuperarán para el municipio la confitería de la segunda bajada