Uno de los problemas frecuentes en la Bahía San Antonio son los vehículos que circulan sin respetar el Area Natural Protegida



El Área Natural Protegida Bahía de San Antonio (ANPBSA) fue creada por la Ley provincial de Río Negro N° 2670/1993, Argentina.

Por su emplazamiento comprende sectores del Puerto de San Antonio Este, de la ciudad de San Antonio Oeste y del Balneario Las Grutas.

Abarca playas arenosas, de conchillas y con restingas, además de una extensa marisma que conforma la Bahía de San Antonio, la que se descubre en bajamar, exponiendo un amplio es -partillar- cangrejal y grandes planicies arenosas, surcadas por canales de desagüe.

Las diferentes leyes como decretos provinciales, nacionales, la carta orgánica y las ordenanzas municipales tienden a garantizar la protección de esta área, entre ellas están marcadas las prohibiciones que las personas tanto sean residente o turistas no pueden realizar.

Uno de los problemas frecuentes que se tienen es por la circulación de vehículos en las diferentes zonas de la bahía, estas acciones son severamente multadas. Con respecto a esta situación este medio de comunicación le hizo una serie de preguntas a la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Río Negro. Las cuales fueron respondidas de la siguiente manera:

Habiendo normativas provinciales y municipales que prohíben la circulación de vehículos por las playas, ¿Por qué siguen circulando?

El acceso de vehículos particulares, sobre todo los de tipo “todo terreno” o “4×4”, es una costumbre muy arraigada en los visitantes de las playas de la costa Atlántica. En parte por la comodidad que esto ofrece, aunque también por la oportunidad que estos vehículos ofrecen de lograr acudir a lugares más inhóspitos y prístinos, alejados de las grandes masas de turistas que se concentran en los lugares tradicionales.

Debido a los numerosos accesos a las playas que se encuentran actualmente, se vuelve imposible para los organismos del Estado controlar y hacer cumplir las normativas existentes. A su vez, se recuerda a los ciudadanos que se encuentra en la conciencia de cada individuo la decisión de atentar contra una normativa. De la misma manera en la que se cumplen otras normativas, como el hecho de no robar, los ciudadanos deben cumplir las normativas referentes a la prohibición de circular por lugares no habilitados. Es responsabilidad de cada individuo cumplir con lo que dicta la ley, sin excepciones.

¿Cómo se intenta evitar la circulación de vehículos?

Actualmente nuevas modalidades de turismo y recreación comienzan a ganar su espacio dentro de la masa de visitantes de las costas rionegrinas y argentinas; existe una contraposición entre quienes realizan una modalidad de turismo agresiva hacia el ambiente y quienes toman conciencia de los daños que se generan en los ambientes naturales que se visitan. Es por esto que desde las áreas del Estado que trabajan en dicha problemática se generan constantemente campañas de concientización hacia los visitantes, a fin de que tomen consciencia de los daños que se generan en las playas con la circulación de vehículos motorizados por las mismas, focalizando no solo en los daños hacia la vida silvestre, sino también los daños paisajísticos y en la dinámica de las costas marítimas.

A su vez, es parte del trabajo del Estado continuar con la promoción de regímenes sancionatorios hacia quienes infringen normativas ambientales. Actualmente, la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, dentro de sus Áreas Naturales Protegidas, cuenta con dicho régimen de infracciones, en las que los guardas ambientales actúan como autoridad dentro de su jurisdicción, labrando actas de infracción con severas multas a quienes circulan con vehículos por las playas de las Áreas Naturales Protegidas.

En caso de accidente, daño o muerte a terceros, ¿Quién es el responsable?

En caso de accidente, daño o muerte a terceros, la responsabilidad recae, como en cualquier otro caso de daños, sobre el sujeto que maneja el vehículo. En caso de ser un menor quien provoque el mismo, la responsabilidad recaerá sobre quien sea su tutor a cargo.

¿Qué puede hacer la gente para denunciar circulación de vehículos en zonas prohibidas?

En caso de encontrarse dentro de un Área Natural Protegida, debe acudir a los guardas ambientales que se encuentren próximos al lugar del hecho. En caso de otras costas, se deberá dar aviso a la policía o autoridad actuante más cercana.

¿A qué lugares se pueden acercar para denunciar?

Los denunciantes pueden acercarse a las comisarías más cercanas, proveyendo información lo más acertada posible sobre el denunciado a fin de que se logre identificar a quienes se encuentren infringiendo las normativas.

¿Qué puede hacer la gente si se denuncia ante autoridades provinciales o municipales y éstas no actúan?

Los organismos responsables de hacer cumplir las leyes deben actuar en caso de que un ciudadano lo requiera. No obstante, se recomienda a la sociedad no tomar acciones por cuenta propia en cuanto al cumplimiento de las leyes, a fin de evitar conflictos mayores que puedan alcanzar escalas de violencia indeseadas.

¿Alguna otra información que desee brindar, sobre la problemática de la circulación de los vehículos en la playa?

Con la circulación de vehículos por las playas, se ponen en riesgo variadas formas de vida que se desarrollan en las inmediaciones al mar y sus costas. Además, los ecosistemas costeros poseen dinámicas físicas muy complejas, que al ser alteradas constituyen otros tipos de daños y riesgos hacia las mismas; la remoción de médanos fijos, la excesiva voladura de médanos vivos, el retroceso de acantilados, la pérdida de vida silvestre, y los accidentes entre vehículos o entre vehículos y personas, son algunas de las graves problemáticas que se generan por la circulación de vehículos en las playas. Razones suficientes para que se aúnen esfuerzos y se combata esta problemática creciente que afecta nuestra naturaleza.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorMúsica, alegría y baile: Murgueros de Río Negro se juntaron en Las Grutas
Artículo siguienteSi la empresa que construye el hospital de Las Grutas no retoma la obra, se le rescindirá el contrato