OSTEOPOROSIS Y FRACTURAS

0

La osteoporosis es una enfermedad especialmente frecuente en las mujeres mayores de 50 años, que se caracteriza por la pérdida de densidad ósea, de modo que los huesos se vuelven frágiles y aumenta la posibilidad de que se fracturen. Se estima que aproximadamente la mitad de las mujeres que han superado la menopausia sufrirán una fractura de cadera, muñeca o vértebras a lo largo de su vida. Sin embargo, esta patología ósea no es exclusiva de las mujeres, sino que también los hombres de edad avanzada pueden sufrirla, aunque con menor frecuencia.

¿CUÁL ES LA CAUSA DE ESTA PERDIDA DE MASA OSEA?

Una disminución del estrógeno en las mujeres en el momento de la menopausia y una disminución de la testosterona en los hombres al envejecer son las causas más importantes.

A esto hay que añadir también otros factores como:

  • La genética.
  • El sedentarismo.
  • El tabaquismo.
  • El consumo excesivo de alcohol.
  • Una alimentación deficitaria en calcio y vitamina D.
  • El bajo peso corporal.
  • Enfermedades de origen endocrino como el hipertiroidismo.
  • El tratamiento con determinados medicamentos.
  • La permanencia prolongada en cama.

  ¿CUÁLES SON SUS SÍNTOMAS?

La osteoporosis no produce síntomas y muchas veces se diagnóstica tras sufrir la primera fractura. Sin embargo, el dolor en cualquier sitio de la columna vertebral puede ser debido a lo que se denomina un aplastamiento vertebral. El dolor se produce de repente o lentamente con el paso del tiempo.

PREVENCIÓN DE LA OSTEOPOROSIS Y FRACTURAS ÓSEAS.

La realización rutinaria de una densitometría ósea permite medir el grado de mineralización ósea y, por tanto, detectar la pérdida de densidad de los huesos antes de que se haya desarrollado una osteoporosis. Y ello facilitará la adopción de medidas preventivas y, llegado el caso, la instauración de un tratamiento farmacológico. También permite vigilar la evolución de la osteoporosis durante el tratamiento.

Hay dos factores preventivos que resultan esenciales: la práctica regular de ejercicio físico y una alimentación adecuada, rica en calcio y vitamina D. Otras medidas que implican prevención  serían el abandonar el hábito de fumar y reducir el consumo de alcohol.

En cualquier caso, para evitar las fracturas también es necesario prevenir las caídas, tanto en la calle como en el hogar.

Se utilizan medicamentos para fortalecer los huesos: suplementos de calcio y vitamina D, bifosfonatos (antiresortivos), etc. Consulte siempre con su médico de atención primaria o clínico. La cirugía puede ser la elección para tratar el dolor intenso e incapacitante de las fracturas vertebrales por osteoporosis.

Y recuerde, la instauración de un tratamiento específico no evita la aplicación de las medidas preventivas antes comentadas.

Dr. Edgar Torres, traumatólogo, Hospital A. Serra.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA