SALUD ARTICULAR


 El cuerpo cuenta con cerca de 360 articulaciones. El estado de las mismas depende de varias cosas como ser la genética, la herencia, la alimentación, medio ambiente, hábitos, etc. Pero un aspecto fundamental para el cuidado y salud de las articulaciones lo constituye la prevención.

ALGUNAS RECOMENDACIONES PARA MANTENER LAS ARTICULACIONES EN BUEN ESTADO DE SALUD SON:

Tener en cuenta la herencia: Es fundamental tener claro cualquier problema genético que haya afectado a algún miembro de la familia. Es necesario investigar acerca de los antecedentes familiares de artrosis, artritis, pie zambo, displasia de cadera, etc. Esto permitirá tener claro si existe propensión o no a los problemas articulares.

Controlar el peso: El exceso de peso es un factor contraproducente para las articulaciones, ya que puede facilitar desequilibrios y generar desgaste en ciertas articulaciones. El riesgo de presentar problemas articulares es entre 7 y 10 veces mayor en personas con obesidad. Por ello es fundamental controlar el peso y mantener un peso saludable desde la infancia, ya que los efectos de la obesidad son acumulativos.

Practicar ejercicio físico moderado con regularidad: La actividad física moderada y regular, favorece la salud articular. Deben realizarse ejercicios previos de calentamiento y luego de estiramiento. Los primeros permitirán que las articulaciones se preparen para los impactos, mientras que los segundos que las mismas trabajen al máximo de su potencial.

Reforzar la musculatura: Los músculos rodean y protegen las articulaciones; por lo cual fortalecer los que más se usan es una buena medida para prevenir problemas o daños en éstas.

Mantener una buena alimentación: Es importante mantener una alimentación balanceada, rica en nutrientes, granos, frutas y verduras, fuentes de antioxidantes que previenen el envejecimiento de los tejidos.

Adoptar hábitos saludables para las articulaciones: Tomar medidas saludables para las articulaciones, como ser flexionar las rodillas al agacharse a recoger algo del piso o al levantar objetos pesados. Esto va a resguardar las articulaciones de la columna y evitar complicaciones como la hernia de disco. También mantener una buena postura al caminar y al sentarse, ayuda a mantener la salud articular.

Utilizar un calzado adecuado: Es muy importante usar siempre el calzado adecuado para cada momento; tanto para hacer deporte como para la vida diaria. Hay un calzado deportivo ideal para correr, para caminar, para escalar, etc.

Consumir bajo indicación médica fármacos condroprotectores: El desgaste del cartílago puede prevenirse y nutrirse con el consumo de fármacos como el condroitin, la glucosamina, la diacereina, etc. Pero deben tomarse bajo indicación médica y está aconsejado para personas en edad avanzada o con problemas en las articulaciones. Esta medicación tiene una acción antiinflamatoria y protectora, pero no regenera el cartílago.

Los médicos especialistas encargados de atender los problemas articulares son el traumatólogo y el reumatólogo. El primero es encargado de atender los casos de distensiones o golpes en las articulaciones, mientras el segundo en casos de dolores crónicos, artritis u otro tipo de enfermedades reumáticas. Ante cualquier problema o dolor es importante la consulta con el especialista.

Tratemos con cuidado nuestras articulaciones… ¡y todo el cuerpo! ¡Que nos tiene que durar muchos años!

Dr. Edgar Torres, traumatólogo, Hospital A. Serra.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


COMPARTIR
Artículo anteriorAl señor Gobernador de la Provincia de Río Negro (Carta de lectores)
Artículo siguienteSan Antonio Oeste y sus comienzos: apellidos y oficios de los pioneros