Tras 9 años salió a navegar el el pesquero Columbus como parte de la Campaña global de muestreo del Golfo San Matías



El pasado 6 de septiembre, en el Instituto de Biología Marina y Pesquera (CIMAS) de San Antonio Oeste, se llevó adelante la firma del convenio para disponer en carácter de investigación del buque pesquero “Columbus”, en el marco de la campaña global de muestreo del Golfo San Matías.
Sobre este convenio el director del Cimas Oscar Padin, mencionó a este medio “En este sentido este convenio entre el CIMAS y el sector privado es para disponer de una embarcación, queda bastante resaltado la importancia del esfuerzo que está haciendo la provincia, para el conocimiento de los recursos y para poder tomar medidas de administración que sean acordes con la conservación y el uso sustentable de los recursos pesqueros. Este convenio, es un primer acuerdo con un armador privado, con un equipo de trabajo que está orientado a la pesca, pero que ha puesto voluntad y colaboración para trabajar de manera cooperativa con nosotros, para poder aportar su experiencia en pesca y en navegación y complementar los requerimientos que tienen los proyectos científicos que desarrolla el instituto”.

“En este primer acuerdo, hacemos en conformidad el marco general para trabajar en conjunto y estamos firmando el primer acta complementaria, que está orientada a la evaluación de la pesquería de especies demersales. Esto es una campaña global y que se va a ser en todo el golfo con distintas estaciones de muestreo, es una réplica de la campaña que se hizo hace 2 años con la embarcación “Viernes Santo” que actualmente no está operativo, entonces hemos acordado trabajar con la embarcación “Columbus”, que es el buque que hoy está saliendo y estrenándose en la pesca de merluza”.
“Este barco está puesto a nuevo, además ya empieza a pescar, por ello justamente va estar operando, no va a ser un barco que va estar en muelle y en las salidas habituales vamos a ir embarcando observadores pesqueros, para ir acumulando información a lo largo de todo el año, de la captura de los descartes, de la fauna acompañante, de todos los componentes de la pesca. También probablemente tomemos algún parámetro ambiental, si se puede, alguna muestra y esta embarcación cuentan con instrumental de a bordo, con sondas de profundidad, diferentes elementos que también van a permitir que en los lugares, donde están pescando comercialmente, poder ir acumulando información de distinto tipo. Ahora esta campaña es una campaña anual y es global, porque involucra todo el golfo con estaciones de muestreo, que implica toda la extensión del mismo”.
“Este tipo de campaña se pueden hacer al azar, se obtiene muestras donde se puede, o en este caso es un muestreo regular, que es un muestreo que se distribuye a lo largo de todo el golfo de una manera asimétrica. Esta campaña en particular va a embarcar a 4 personas del personal del CIMAS, que van a desarrollar las tareas de investigación y que van a ser ayudados complementados con personal de la tripulación, que va a estar capacitada para poder ayudar en los muestreos” agregó “Esta no es una pesca de captura comercial, es una pesca de investigación, son lances más cortos, no interesa el volumen de pescado, inclusive se tira la red en los lugares que se presume que no hay pescado. Acá iremos a las zonas, donde se consulten o se presuma que podrían a ver algunas especies en particular”.

“Es distinto por los casos de las especies demersal como la merluza o las especies que se capturan acompañando a la merluza, como la pesquería de langostino, o como la pesquería especies de fondos. Según el recurso varía cómo se diseña el muestreo. En este caso la campaña global es indispensable, porque se pesca en un sector muy restringido del golfo” añadió “La verdad que tenemos muchas expectativas en el centro porque nosotros al no tener un barco cómo tiene el INIDEP de pesca, dependemos mucho de los acuerdos que podamos hacer con el sector privado y es muy bueno que instale en este lugar la embarcación “Columbus” para poder salir a pescar y la empresa está interesada en ir desarrollando y ampliando la investigación”.
“El objetivo nuestro es recuperar las muestras que se requieren en la información de campo, tanto en el programa de observadores a bordo que funciona impecable, porque la provincia ha provisto en primer lugar la reglamentación pertinente, la definición de la obligatoriedad de embarcar al observador, como lo establece Prefectura Naval, el buque que fue seleccionado no podrá salir sin su observador seleccionado por el instituto. También la provincia fija los pagos de los diferentes recursos e insumos como equipamiento, esto con los armadores de los buques permite que este programa esté funcionando de una manera eficiente y todo el año”. Un dato interesante: la embarcación “Columbus” después de estar nueve años amarrado en el uerto, en el día de ayer 7 de septiembre, temprano por la mañana salió a navegar como buque de campaña global de muestreo.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA

COMPARTIR
Artículo anteriorCirco Ilusiones de la Escuela Especial 18: una hermosa iniciativa que cumplió 10 años
Artículo siguienteDirección de tránsito: controles vehiculares. Continúan los cursos “Mi primera licencia”.