¿Conoces el programa de conservación de la tortuga terrestre patagónica que se desarrolla en los alrededores de San Antonio Oeste?

sae



La Dra. en biología Erika Kubisch, la Lic. en biología Maria Eugenia Echave y la médica veterinaria Mora Ibañez Molina, se encuentran monitoreando una población de tortugas terrestres (Chelonoidis chilensis) en los alrededores de San Antonio Oeste, bajo el programa “Conservación de la tortuga terrestre en Patagonia”, con el fin de profundizar el conocimiento de la historia de vida y sus etapas, respondiendo diferentes preguntas que ayudarían a la conservación de esta especie que se encuentra en riesgo de extinción.

El programa de conservación lleva cinco años de intensos muestreos con un crecimiento progresivo en experiencia y optimización en los monitoreos, es un trabajo que se hace a pulmón y en la vida silvestre donde se encuentra la especie, dentro de su hábitat natural.

Algunos de los puntos que tiene como objetivo el programa, es la recopilación de información de la historia de vida de la tortuga terrestre, como determinar horas de actividad, el área de acción, el estado en el que se encuentra la población, la cantidad de individuos y que la recolección de otros datos sirva para la conservación de la especie.

Entre las acciones concretas que se realizan en las campañas, con cada ejemplar encontrado pasa a ser registrado, se toman los datos de temperatura corporal y del microambiente en donde se encontró, se registra el comportamiento, medidas morfológicas, peso, se toman fotografías distintivas, se inspecciona el estado de salud y  se marca el caparazón para la identificación mediante códigos, se georreferencia a través del gps, y por último se toman muestras sanguíneas y de orina. En caso de encontrar ejemplares muertos se los identifica y se lo registra en una planilla.

Lo interesante de algunos de los ejemplares, es que son seleccionados para ser monitoreados de forma satelital de una manera no invasiva y que no llame la atención, con esta metodología que involucra un seguimiento más exhaustivo, se pueden registrar otros factores de la tortuga terrestre.

La zona de monitoreo es en los alrededores de San Antonio Oeste, y entre las tareas que ya tienen, se debe sumar la protección de los nidos, el trabajo de concientización en la comunidad, el rescate y rehabilitación de algunos de los ejemplares.

inn

Sobre la logística la Dra. en biología Erika Kubisch y la médica veterinaria Mora Ibañez Molina (CONICET – UNCo) deben trasladarse de la ciudad de Bariloche para ser recibidas por la Lic. en biología Maria Eugenia Echave de San Antonio Oeste, en la etapa reproductiva de la población, se inicia la campaña con la mayor cantidad de muestreos en diferentes momentos del día y la noche.

Entre las recomendaciones de las especialistas, para la conservación de la especie no se deben liberar ejemplares que se encuentren domesticados ni trasladar una tortuga de un lugar a otro, la razón principal es que pueden llegar a tener enfermedades y contagiar a una población saludable. En caso de encontrar una tortuga en su entorno natural y silvestre, solo si corre riesgo la vida del animal se puede mover lentamente y de forma suave unos 200 mts monte adentro, y si no corre riesgo, contemplarla mientras sigue su recorrido por el campo.

IMPORTANTE: Si se encuentran cruzando la ruta o en peligro de ser atropellada se la puede ayudar a cruzar suavemente. Cuando se asustan, orinan y pierden su reserva fundamental del agua, esto puede ocasionar que puedan morir de deshidratación.

Por el momento junto a fauna y con dos veterinarias se encuentran trabajando en un protocolo donde se dan las pautas para saber qué hacer cuando aparece una tortuga terrestre, ya sea en su ambiente natural o provenientes del cautiverio. Lo que se le pide a las personas es que siempre llamen al área de fauna local para que se hagan cargo del animal.

Parte de la investigación es financiada por distintas instituciones nacionales e internacionales, sin embargo, todas las acciones que implican rescate y rehabilitación de ejemplares es sostenida por las investigadoras, es por eso que se empezó a desarrollar el “Programa de Conservación de la Tortuga Terrestre en Patagonia” y se están vendiendo remeras para poder cubrir estos gastos.

Para conseguir la remera o saber más sobre las tortugas terrestres (Chelonoidis chilensis), se puede consultar a tortugaterrestreargentina@gmail.com y en Facebook: Conservación de la tortuga terrestre en Patagonia.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorLa seccional de ATE de San Antonio presentó su nueva página web
Artículo siguienteEl verano exitoso en el Puerto del Este: avistajes, kayaks y tablas stand up