Dejó San Antonio Oeste: Gatica regresa a prisión

preso


En un procedimiento efectuado promediando el mes de marzo, Pedro Andrés Gatica había obtenido la prisión domiciliaria mientras duraba la emergencia sanitaria desatada por el COVID-19. La decisión de la jueza Sandra Ragusa, contó con el aval del fiscal Guillermo Lista y se produjo antes de la conformación de un Comité especial para el tratamiento de la temática, que se estableció por decreto de la gobernación, el 5 de abril.

La polémica estalló en las últimas horas a partir del reclamo de los propios familiares de Gatica (acompañado de políticos, vecinos y asociaciones intermedias), que dijeron no haber tenido participación en el proceso que determinó su excarcelación y su alojamiento domiciliario, con el uso de dispositivos electrónicos de control, en el domicilio de una de sus hijas.

El medio andino El Cordillerano pudo acceder a la resolución firmada por la jueza Sandra Ragusa, a cargo del Juzgado de Ejecución Penal 12 de Bariloche, el pasado 16 de marzo. La medida, se tomó antes de la conformación de un Comité Especial para el abordaje del COVID-19 en contextos de encierro que creó la gobernación, con el objeto de reducir la población en cárceles y comisarías.

De ese modo, los mecanismos que se dispusieron en el citado Comité, que contó con la participación de jueces de Ejecución, fiscales y defensores, Servicio Penitenciario, Policía y Ministerios de Seguridad y de Salud, no se aplicaron el en caso concreto. Por lo que al entender el procedimiento, deben obviarse las directivas emanadas del Comité y el mecanismo que se adoptó de forma posterior, para la concesión de formas de encierro que morigeraron las condiciones de detención de casi un centenar de presos en toda la provincia.

inn

Gatica cumplía su condena en el Establecimiento Penal 3 de Bariloche y resultó excarcelado en el marco del legajo de hábeas corpus que plantearon los fiscales de Bariloche en relación a las condiciones de “hacinamiento y agravamiento de las condiciones de detención de las personas privadas de libertad” que estaban alojadas en la ex alcaidía local.

Según consta en el auto interlocutorio que firmó Ragusa, Betiana Minor, secretaria del Ministerio de Seguridad de la provincia informó que dicho organismo provincial estaba en condiciones de proveer dispositivos electrónicos de control de forma inmediata y que por su parte, el fiscal Guillermo Lista emitió su dictamen en forma telefónica, manifestando su conformidad al otorgamiento de la prisión domiciliaria de Gatica.

Ragusa argumentó en su resolución que “El arresto domiciliario no es un beneficio, sino una modalidad de cumplimiento de la pena, mediante la cual el Estado, sin resignar su potestad de privar de libertad ambulatoria al condenado, aplica dicha privación de la manera más adecuadas a las circunstancias jurídicas y físicas que rodean ciertos casos expresamente previstos en la Ley”.

Más adelante sostuvo que “hacer lugar al arresto domiciliario aparece como una alternativa favorable para la medida de cuarentena ordenada por el Gobierno Nacional, dada la edad del interno Gatica, que lo califica a priori, como persona en situación de riesgo en relación al eventual contagio” y compartió palabras de su colega Juan Pablo Chirinos, que a su vez había aludido a la declaración de la diputada Rodríguez: “no significa eliminar un reproche penal a estas personas si efectivamente lo merecen; lo único que implica es que el interés social no puede prevalecer sobre los derechos a la vida, la salud, la integridad o la dignidad de los condenados o procesados”.

En la misma resolución, Ragusa suspendió “provisoriamente las salidas por estudio y salidas laborales que viene usufructuando el interno Gatica, hasta la finalización de la medida impuesta por el Gobierno Nacional”.

El jefe de los fiscales de la provincia, el fiscal general Fabricio Brogna, había dicho días atrás en una entrevista en El Expreso Periodístico de El Cordillerano Radio que no se daba una situación de “violadores ni asesinos ni gente peligrosa dando vueltas por la calle”. Repreguntado sobre la cuestión, expresó que no tenía “registro de ninguno de esos casos y si existiera alguno, le garantizo que en ese trámite va a encontrar la oposición de uno de mis fiscales”.

Consultados sobre el particular, y el consentimiento expresado por el fiscal Lista, desde el Ministerio Público aclararon este lunes que Brogna había hecho mención al proceso iniciado a partir de la Conformación del Comité creado por la gobernación, que comenzó a funcionar a partir del día 8 de abril y por ende el mecanismo de evaluar caso por caso, contemplando diversas cuestiones, que se impuso como conclusión, se comenzó a aplicar días después y no en la fecha en la que se concedió la domiciliaria a Gatica, promediando el mes de marzo.

En las últimas horas se confirmó a través de diversas fuentes oficiales, que según señala el medio de la ciudad lacustre, por pedido de propio Gatica, la situación fue revertida y regresaba al Penal 3, en donde se redujo la población carcelaria a partir de otros egresos.

Pero en realidad fue la presión de la sociedad sanantoniense la que hizo que la domiciliaria sea revertida.

La causa contra Gatica

Mediante Sentencia Nº 93, del 16 de noviembre de 2009, la Cámara Primera en lo Criminal de San Carlos de Bariloche resolvió -en lo pertinente- condenar a Pedro Andrés Gatica a la pena de prisión perpetua, como autor penalmente responsable del delito de homicidio doblemente calificado por el vínculo y alevosía.

El tribunal comprobó que en el interior de una habitación en construcción de la vivienda ubicada en la calle Juan Bautista Alberdi de Ingeniero Jacobacci, el 9 de mayo de 2009, Gatica había apuntado y disparado un arma de fuego tipo carabina calibre 22, marca “Ruger” contra Alma Mariana Aburto Gatica, su nieta de apenas 5 años de edad. Al hacerlo se aprovechó del estado de indefensión de la víctima, actuando sobre seguro y conociendo la relación de parentesco que los unía.

Según se comprobó en la sentencia que lo condenó, Gatica no aceptó la ruptura de la relación de pareja que lo unía hace décadas con Mirta Haydeé Tarifeño y aunque compartían el domicilio, ya el vínculo estaba roto y la mujer buscaba un lugar donde irse a vivir. A partir de una situación particular, de un nuevo capítulo en la desavenencia conyugal, Gatica le dijo a la mujer me voy a llevar lo que más quiero y más tarde, ya consumado el hecho y al ser reprochado por la mujer le contestó “te pego donde más te duele”. Luego se descerrajó un disparo en intención suicida.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorAlquileres: 60% de inquilinos no pudo pagar mayo
Artículo siguienteCasadei “el repudio generalizado hará que los jueces piensen dos veces lo que hicieron”