Editorial: no se necesitan disputas, sino soluciones

sao



Seguramente habrán visto en estas últimas horas el sobreseimiento por la causa Hotesur a favor de la familia Kirchner. En alguna parte del expediente tiene que ver con San Antonio Oeste.

Una de las principales acusaciones de lavado de dinero del país, en varios párrafos se refería a ALPAT, según la investigación bien comprobada por los fiscales, la empresa depositaba cheques y transferencias bancarias a los hoteles que regenteaba la inmobiliaria de Máximo y que la manejaba su socio, Osvaldo Sanfelice, un ex empleado contratado de Cristóbal López y De Sousa en Alcalis de la Patagonia, en su casa central en Buenos Aires, hace unos años atrás.

Igualmente, la justicia dijo que todo fue realizado “en blanco”, por eso todos sobreseídos, mientras tanto ALPAT sigue como puede y si en algunos años la falta de repuestos en los equipos frena la producción, acordarse de que hubo plata para lindos hoteles en El Calafate, que los empleados nunca disfrutaron.

Con la justicia y con la política, podemos estar disconformes, son los que imponen los ritmos de la actualidad y lamentablemente somos rehenes de un sistema que no apunta a mejorar.

Esta introducción sirve para lo ocurrido terminando la corta semana, y promete continuar la próxima: detonó el problema interno que existe en el Concejo Deliberante. Una coalición que de a poco se va rompiendo.

Matías Rodríguez, aprovechó el encontronazo con Alicia Paugest. Al concejal le vino como anillo al dedo. El actual presidente de la UCR de SAO, se quiere ir del bloque de JSRN, ya no se siente cómodo en el mismo.

A pesar que minutos después que la titular del cuerpo colegiado recibiese la nota del edil radical, Paugest lo convocó para dialogar, pero Rodríguez estaba dispuesto a avanzar y hacerlo público, apareciendo en todos los medios.

La pregunta era como iba a reaccionar el intendente Casadei ante este escenario, lógicamente con enojo. El mandatario señaló a su círculo que en la semana que presentaba millonarias licitaciones en obras, aparece la nota del concejal de su bloque, sumando un problema político.

¿Tomará alguna decisión el jefe comunal?, los próximos días lo conoceremos, pero respecto a que pueda pasar con la mayoría en el Concejo Deliberante, dijo también que “no le quita el sueño”, repitió a varios “siempre hay algo bajo la manga”.

Un editorialista podría hacer de este embrollo institucional un soliloquio sobre las idas y vueltas de lo acontecido, aprovechar la “leña verde”, pero sería importante que desde la política observen un poco las encuestas y la sensación de la gente de cada uno de los actores, que opinión tienen de ellos y que esperan de cada uno de los que están en el Concejo o en la administración gubernamental.

Hoy la sociedad busca que la política le brinde respuestas. Que los hombres y las mujeres sean escuchados, que le solucionen los problemas y que resuelvan sus necesidades.

Se entiende que al político le sirve estas circunstancias, más si piensan en el 2023 como la opción para continuar en algún cargo, aunque la mayoría ni siquiera conoce el escenario en que se mueve la sociedad en que están insertos.

Un ejemplo: cuando uno se acerca a “la saladita” del barrio Ceferino, va a encontrar hombres y mujeres, apoyándose en una fútil alternativa para sobrellevar la semana que deben afrontar, porque con lo poco buscan solventar el sustento diario para afrontar en sus hogares con poco hasta arribar al otro fin de semana y así esperanzados.

Esta es la muestra mínima del San Antonio profundo, que espera el compromiso que asumieron de quienes lo representan. No se necesitan disputas, sino soluciones y responsabilidades.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorExcelentes resultados de Patagonia Gym en Conesa
Artículo siguienteUn joven de Las Grutas en la Mesa Federal de Centros de Estudiantes Secundarios