Editorial: todo vuelve

sao



Nuevamente aparece una movida solicitando la segregación del balneario Las Grutas.

En agosto del 2021 comenzaron a dialogar entre vecinos, incluso se hicieron notas periodísticas al respecto, pero como estaban en plena campaña los políticos, no tomaron en cuenta esa novedad.

Esta semana, esos mismos vecinos, sumados a otros que se entusiasmaron otra vez con la idea, hicieron un manifiesto dónde incluso invitan a la población para el 62 aniversario a una asamblea abierta para darle mayor legitimidad.

Muchos, políticos y anti municipalizadores, creían enterrada la idea secesionista después aquel 14 de marzo del 2017, cuando el Superior Tribunal declaró inconstitucional la ley votada en diciembre del 2015. La realidad es que no conocen la idiosincrasia del grutense.

La idea de municipalizar Las Grutas viene del año 1974, de nombres y raigambres sanantonienses, esos que habían conformado una comisión para que el balneario inicie su propio camino.

Obviamente quienes encabezan actualmente, plasmaron nuevos fundamentos, pero no muy lejanos de los de hace casi 50 años. Cabe destacar que muchos de ellos hoy son actores políticos y por más que quieran separar las acciones secesionistas, de la cuestión electoral, no van a poder.

Es más, los acusarán el próximo 30, cuando el balneario cumpla sus 62 años, de tener injerencias del valle, de políticos y vaya a saber cuántas cosas más. Lo de siempre.

Como acontece en el ciclo de la vida, todo vuelve. Los pobladores creen que es lo mejor para su bienestar como ciudadanos y buscan las alternativas, esta es una de ellas, poder autogestionarse como comunidad, sin depender de lo que ellos denominan: la centralidad.

El gobierno provincial y municipal mostrarán una clara discrepancia, lo dijo el ministro Buteler esta semana en San Antonio, cuando enfatizó que actualmente no está en agenda del gobierno rionegrino. El actual intendente Casadei en su momento, siendo legislador, votó contra la ley de municipalización en el 2015, incluso se presentó judicialmente contra esa votación.

De todos modos, cada movimiento de independencia de Las Grutas molesta a los poderes, es por eso que el concepto de municipio integrado lo incorporaron en la Carta Orgánica, pero también brindaron los constituyentes, la posibilidad que ambas poblaciones, voten su delegado y que estos tengan la viabilidad de poseer autarquía.

Ningún intendente ofreció cabalmente esa posibilidad a los habitantes. El año pasado hubo nuevamente un intento desde el oficialismo y la oposición tratar el tema, pero no avanzó la discusión en el Concejo Deliberante.

Al no ponerse de acuerdo como sería el sufragio, si es dentro o fuera de la lista sábana, hace que se desmorone cualquier ensayo y que nunca, se eleve la altura del debate que merece la población, como actualmente sucede, hoy se navega en pequeñas idas y vueltas que no hace a lo sustancial de la carencia que tiene el vecino de recibir mejores acciones.

Muchas veces la Carta Orgánica es interpretada según la necesidad de cada gobierno, sucede con la Constitución Nacional y Provincial, la desentrañan y la dilucidan en base de sus menesteres.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorRentas comenzó con los controles a comercios en Las Grutas
Artículo siguientePara regresar a las aulas, UnTER pide priorizar la salud