El coronavirus no detuvo la exportación de peras y manzanas al mundo.

exportar
dav



Salieron más de 88 mil toneladas de frutas hacia Rusia, Italia y Holanda desde el puerto de San Antonio Este en estos tres meses, según estadísticas oficiales.

Las exportaciones frutícolas por el puerto de San Antonio Este (SAE) subieron un 4,88% en el primer trimestre de la temporada 2020, según los datos de la terminal de Servicios Portuarios Patagonia Norte.

Los envíos se hicieron principalmente a Rusia, Italia y Holanda, y totalizaron 88.328 toneladas, más allá del contexto de la pandemia del COVID-19, que frenó el ritmo de las exportaciones en todo el país y el mundo. Es decir que el sector no está golpeado por la expansión de la pandemia.

Todo lo contrario, hay demanda de estos frutos también en el mercado interno.

inn

De las 88.328 toneladas frutícolas, 8335 toneladas pertenecen a manzanas y mayoritariamente, 79.935 toneladas, son de peras.

El mercado más grande es el ruso, donde se exportaron 35.353 toneladas de frutas y le siguen Italia, con 17.003 toneladas, Holanda (11.766 toneladas) y los Estados Unidos (9764 toneladas).

Marcelo Loyarte, gerente general de la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados, estimó que la ralentización de las exportaciones ronda entre un 20 y un 30 por ciento, pero que se siguen conservando los destinos hoy críticos, como Rusia, Italia y Holanda que son los mercados más fuertes. “Hay consumo en este contexto de frutas, pero todo el sistema es más lento, hay menos personal en los organismos del Estado, nos quedan 12 semanas para seguir exportando por ultramar”, explicó en una entrevista a LM Neuquén.

—¿Cómo están las exportaciones hoy en el contexto de la pandemia? ¿Se están tomando medidas en los puertos y galpones?

Estamos viendo una ralentización de las exportaciones, especialmente en ultramar, porque en los países europeos, por la crisis del coronavirus, no sólo que hay un panorama particular, sino que hay controles y se complica para conseguir contenedores y la velocidad con la que se puede salir de la región no es la misma que en condiciones habituales. En este momento, el Senasa y Aduana están haciendo un gran esfuerzo, especialmente porque el recurso humano es menor que el habitual y esto hace que la dinámica y la velocidad de la logística sea inferior a la habitual. Tenemos que seguir no sólo exportando, sino enviando fruta al mercado interno.

—¿Hay algún sector que esté mejor posicionado desde la logística o la ralentización es para todos igual?

Le está pasando a todo el mundo por una cuestión lógica por las medidas que se van tomando y por seguridad del personal, ya que trabajan con menos gente, sobre todos los organismos oficiales. Esto ha hecho que toda la cadena de exportación esté más lenta. No sabemos todavía y falta mucho para saber cómo va terminar la temporada 2020.

—¿Es por falta de personal en los organismos del Estado?

El protocolo es así. Hay gente en la casa y menos recursos humanos, entonces cada embarque tarda más.

—¿Se trabaja a contrarreloj en el sector, hay tiempo que cumplir para llegar a destino?

Está muy avanzada la exportación, quedan entre 8 y 12 semanas de exportación de ultramar y en el caso de la manzana y la pera, aún nos queda mucho por comercializar durante el resto del año. Pero estamos trabajando muy bien y estamos agradecidos a los organismos que le han puesto el hombro.

—¿Y los precios mayoristas se han modificado?

Desde el punto de vista de la oferta en la región, no. Hay que tener en cuenta que las empresas venden hasta una determinada cadena de valor, pero hacia adelante hay más eslabones para llegar al consumidor. Los precios siguen siendo los mismos, pero con la diversidad de cada variedad y calidad, hay diferencias.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorOperativo cerrojo municipal: quienes pueden ingresar y quienes no a partir de hoy a SAO, SAE y Las Grutas
Artículo siguienteCasadei “que digan lo que quieran, o se enojen algunos, pero tengo que resguardar la salud de 40 mil personas”