El Frente de Todos rechazó el nuevo endeudamiento del gobierno provincial




Entre otras observaciones, el FdT consideró que se trata de una nueva toma de endeudamiento, para lo cual correspondería la aprobación mediante mayoría especial, con los dos tercios de la Cámara.

El bloque del Frente de Todos rechazó la solicitud del gobierno provincial de autorización para la emisión de Letras de Tesorería por cinco mil millones de pesos y para sobregirar, por el mismo monto, en forma continua o alternada por sobre los saldos disponibles en las cuentas bancarias oficiales unificadas (FUCO) para el próximo ejercicio fiscal.

La bancada que preside María Eugenia Martini fundamentó su posición con duros cuestionamientos a la actual situación financiera provincial y a la falta de respuestas oficiales y de información disponible en los sitios de la Tesorería. También se criticó que aún no se haya convocado a la comisión de Seguimiento y Control de la Deuda y de los procesos de renegociación de los pasivos. Otro punto negativo observado fueron los altos montos que se deben pagar al agente financiero provincial, en concepto de intereses diarios, cada vez que las cuentas quedan en rojo para la cancelación de sueldos o gastos impostergables.

En ese sentido, la legisladora Gabriela Abraham manifestó que “aunque se pretendan calificar como meros instrumentos fiscales la emisión de Letras y la autorización a girar en descubierto de las cuentas que conforman el FUCO no son otra cosa que la toma de deuda”.

La representante del Alto Valle aseguró que los fundamentos del proyecto establecen que esta nueva toma de deuda “se enmarca en la necesidad de cubrir insuficiencias de caja; pero lamentablemente desde el 2015 a la fecha hemos asistido a insuficiencias de caja de manera permanente”. Cuestionó que se oculte la información que debería estar en los reportes mensuales que desde junio no han sido actualizados y que recién el 11 de octubre, a pedido del FdT, fueron publicados.

Abraham calificó la situación financiera provincial “como una bola de nieve, ya que se toma deuda para pagar deuda, lo que fue admitido en la reunión plenaria por los funcionarios del Ejecutivo. Para colmo no se dejan ayudar, no toman los proyectos que presentamos y ya no sabemos si es más peligrosa la arrogancia o el desmanejo de los fondos públicos”.

En cuanto a la autorización de girar en descubierto manifestó que el aumento solicitado “tampoco nos cierra, porque no se corresponde con los niveles de inflación que argumentan” y criticó que se paguen 17 millones de pesos mensuales de interés al agente financiero en concepto de sobregiros. “Nos sale bastante caro el banco Patagonia, que podría ser más solidario con nuestra provincia”, afirmó.

Por su parte, el legislador Pablo Barreno consideró insólitas las críticas a la refinanciación de la deuda nacional por parte de algunos dirigentes de Juntos Somos Río Negro “cuando en esta provincia estamos en default por no poder pagar la deuda del plan Castello”. Luego indicó que “acá no quedó un mango, aunque le llamen deficiencias transitorias de caja” y destacó que  “menos mal que está el gobierno nacional y que es peronista, que pudo aportar 1500 millones de pesos de ATN”.

inn

Estimó en 41.300 millones, más 4800 de Letras “lo que suma más de 45 mil millones de pesos de stock de deuda, que van a decir que fue por la pandemia pero la verdad nosotros estamos en esta situación desde mucho antes del coronavirus”.

En tanto, Marcelo Mango insistió con que “nosotros hicimos propuestas para mejorar la ley, pero no recibimos respuestas y nos hubiera gustado que el ministro de Economía estuviera en la Legislatura”.

Recordó que desde el FdT se propuso la creación de un Consejo Económico y Social como también la puesta en vigencia de medidas impositivas como hacer pagar más a los grandes terratenientes o a los bancos y financieras “como el Patagonia que va a ganar millones y que nos esquilma con los intereses del rojo, del cash o de los servicios a los trabajadores”, concluyó. Destacó que los pedidos por el oficialismo “son los peores instrumentos financieros, es como pagar la comida con la tarjeta de crédito o el pan con el cash”.

A su turno, José Luis Berros consideró que “lo provisorio se convierte en permanente en Río Negro; por la ineficacia y la mala administración vivimos cada vez más endeudados”. Luego mencionó que se incurrió desde el actual gobierno en “gastos superfluos, como viviendas, televisores de 60 pulgadas para funcionarios, o autos de alta gama o yacuzzis en casas oficiales. Mientras están los trabajadores en lucha pidiendo por mejor calidad de salud y mejores salarios”, concluyó.

El cierre del debate por parte del Frente de Todos estuvo a cargo de María Eugenia Martini, quien reiteró los números conocidos sobre la deuda existente que se estima cercana a los 41.300 pesos. “De ser ciertos y tomando como referencia el último informe que el Ministerio de Economía publicó el 30 de junio, la deuda era de 36.900 millones, entonces el pasivo provincial estimado a septiembre aumentó la friolera de 4 mil millones en los últimos tres meses. Prácticamente la misma cifra era el total de la deuda pública provincial cuando el ex gobernador Alberto Weretilneck asumió su primer mandato”. Dijo que “es legítimo que la oposición pregunte y quiera conocer, hicimos las preguntas pertinentes pero casi no hubo respuestas, más que el monto total de la deuda que conocimos este fin de semana”.

Agregó que “tenemos que tener los datos porque en 20 días vamos a analizar el presupuesto y los vencimientos y la renegociación de la deuda lo afectan”. Reclamó que no se convocó a las comisiones de seguimiento de la deuda, del Ipross, del Plan Castello, de Pesca, de Hidrocarburos, como tampoco se respondieron varios pedidos de informes acerca de distintas áreas.

“No venimos a oponernos por oponernos, venimos a ponernos en el lugar de los que sufren, de los trabajadores, de quienes no acceden a sus servicios de salud ni tienen las respuestas que necesitan”, resaltó.

Indicó que “el gobierno nacional ha estado presente con recursos como los ATP, los ATN, el IFE, las tarjetas Alimentar, los fondos para el turismo, los extras para los trabajadores de Salud, además de los respiradores, los profesionales que aportó sin mezquindades; sin embargo, la gobernadora no convoca a la oposición”.

Concluyó que “percibimos que el oficialismo vive en campaña, con eslóganes y emblemas, sin advertir que estamos en una situación crítica, tanto por la pandemia como por lo económico. Creo que nada sería más censurable para quienes integramos esta Cámara que legislar en estado de campaña permanente. Más aún en este contexto de emergencia, la descalificación, la provocación, como única herramienta. Nunca el intrascendente ingenio verbal puesto por encima del debate de ideas puede contribuir a mejorar la democracia, y menos aún a encontrar las respuestas que hoy reclaman y con urgencia los rionegrinos y rionegrinas”, finalizó.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA