El mantenimiento de los pesqueros, un tema que preocupa



La rotura del motor del Marina Z, el segundo barco en 10 días que se produce en esta zona. El otro fue el Fiesta. Si bien son desperfectos que pueden suceder, son averías que quizás puedan prevenirse.

Los barcos quedan a varias millas de la costa, a la merced del clima y de la solidaridad de otros buques que puedan remolcarlos, como sucedió en estos dos casos planteados.

Un informe de Nación establece que en la totalidad de los puertos argentinos, la edad promedio de las flotas pesqueras son de 36 años. Incluso algunos fresqueros de alta mar alcanzan los 50 años.

 

Según confirmaron a este medio armadores que no quieren brindar sus nombres “generalmente el principal obstáculo para renovar la flota, es el Estado. Te ponen tantas trabas, tantos obstáculos, que al final se compran o se alquilan barcos viejos y a estos repararlos” señalaron que el “Amadeo” fue una excepción a la regla e estos tiempos.

 “Aquí deben reunirse con nosotros Prefectura, Gremios, Gobiernos Provinciales y Municipales para ver esta situación” indicó el armador.

“Hay décadas de abandono respecto a las políticas hacia la pesca, existen armadores, astilleros y talleres, que brinden seguridad a los tripulantes que deben cumplir su tarea arriba del barco” recordó que de manera constante se hacen mantenimientos pero para barcos antigüos no son muchas veces, suficientes.

Es sabido que hace más de un año hubo hundimientos en la pesca patagónica e incluso algunos marineros con familiares de la localidad sanantoniense como sucedió con el Repunte y el Rigel.

El gobierno nacional hace pocas semanas largó una línea de créditos que persigue el doble objetivo de renovar y modernizar la flota actual de buques y alentar a que sean construidos en el país.

Es conocido que hoy estamos en una situación de crisis de la pesca, como crisis económica en el País, si bien los créditos que Nación otorga son factibles pero aún el escenario macro es complejo y es difícil que algún armador pueda pensar en renovar su flota, pero en los casos donde pueden, se encuentran con montón de obstáculos que deciden no invertir, sino reparar los buques.

Inspección

En septiembre del año pasado enviaron al inspector de Nación Alfredo Bertonasso, donde declaró “yo conozco y tengo una acabada noción de los puertos y de sus acciones, de sus barcos, pero lo que ví aquí en San Antonio Oeste una especie de ‘cementerios’ de buques, porque la mayoría de estos barcos actualmente no pueden salir navegar, por el notable estado de deterioro que observamos, vamos a exigir con Prefectura que haya una renovación de la flota, porque debemos ser responsables con esto y desde el ministerio de trabajo no se puede seguir permitiendo que se hundan barcos o salgan a navegar con estos pesqueros, porque se arriesga la vida de los trabajadores”.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorMuere un hombre de Las Grutas en el hospital Zatti, tras ser herido en Conesa
Artículo siguienteSAO: intentó huir con animal faenado y fue detenido