En la costanera de San Antonio Oeste se disfrutan las exquisiteces de los frutos de mar

mar


La costanera de San Antonio Oeste tiene su propio patio de comidas con elaboraciones y productos locales de mar y de artesanías, se trata de los puestos ubicados en el boulevard Carlos Alberto Carassale, cerca del muelle “Heleno Arcangel”.

Donde se puede encontrar un paseo para los turistas y residentes con precios accesibles, que brinda una atención sencilla como cálida.

Los puestos se encuentran abierto de lunes a lunes de las 10:00 de la mañana hasta las 21:30 Hs aproximadamente, en el transcurso de todo el día se recepcionan y despachan los pedidos de comida.

inn

Algunas de los puestos como Susy Mar y el carrito de Ailin, ofrece:

  • Mejillones
  • Aros de calamar (rabas) porción para 2 personas $400
  • Cazuelas grandes $600 y chicas $300
  • Vieras en pulpa $650
  • Pescados crudos (kg): merluza $250, salmón $350, pejerrey, paz gallo
  • Pescados y mariscos frescos de reconocida calidad
  • La docena de empanadas de pescado a $300, de mariscos a $450
  • Promo de milanesas y papas fritas $250
  • Papas fritas $150

Como es costumbre las comidas elaboradas se pueden consumir en el patio gastronómico porque todo se sirve en bandeja. Las personas pueden variar en llevarse el producto crudo o cocinado e inclusive se ofrece un menú alternativo con opciones de milanesas, empanadas y hamburguesas de carne, milanesas de pollo, panchos, papas fritas y bebidas.

El conocido puesto Tiburón Willy, ofrece una variedad que incluye su famosa paella:

  • Rabas la porción $400
  • Langostinos fritos $350
  • Bastones de pescados $250
  • Paella (diferentes pescados, langostinos, anillos de calamar y frutos de mar) porción $300
  • Empanada de pescados $350
  • Empanada de tiburón $350
  • Langostinos la docena $500
  • Cazuela cruda $600
  • Escabeche de pulpo: frasco chico $350, mediano $500 y grande $700

Se destacan los productos por la calidad y ser frescos, del mar a la mesa. La disponibilidad de los pescados, por ejemplo, dependerá de la salida de los barcos.

Para la famosa paella de la costanera se debe reservar unas horas antes por la demanda que tiene y se elabora los días miércoles, sábado y domingos solo al mediodía.

Los turistas que reciben los puestos gastronómicos son de diferentes puntos del país, el patio cuenta con mesas y sillas para comer. Las personas tanto residentes o visitantes suelen llevar su mesa con la reposera, por lo general los domingos son de mayor concurrencia.

Se pretende ampliar el menú para más adelante con salmón a la parrilla o a la crema, a pedido del cliente se suele elaborar comidas que llevan mariscos. Además, para quienes compran productos crudos se les ofrece recetas sencillas.

Los puestos de recuerdos y artesanías Ruca Cura (casa de piedra en mapuche) y Caracoles de Olguita ofrecen una amplia variedad de ofertas accesibles, donde se puede llegar a encontrar desde un llavero hasta una piedra semipreciosa.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorMueso Casa Jacobacci, un lugar imperdible donde se conserva el patrimonio sanantoniense
Artículo siguienteSociedad Rural SAO promovió una reunión con el gerente de Tren Patagónico y jefes de bomberos