Está flojito de papeles y de memoria.



Estimamos conveniente hacer algunas apreciaciones con respecto a las últimas declaraciones del ex Intendente y actual Legislador Javier Iud.

En primer lugar, observamos con asombro que sale en los medios de prensa, de manera jocosa o irónica, pidiendo diferentes explicaciones con respecto a las funciones del gobierno provincial, cuestión que es respetable porque habla de un hombre preocupado por los vecinos.

En segundo lugar, le recordamos que Usted del tema “Obras” tendría que tener ciertos resguardos, porque seguramente cuando sale para Viedma, se encuentra con “un montón de tierra amontonada, caminos destrozados, proyectos inconclusos”. Situación que se empeora porque esa obra que usted decía, incluso con una publicación para “enaltecer la Gestión Iud”  era la obra más grandiosa de acceso a nuestra ciudad, hoy está sospechada de corrupción por sobreprecio.

En tercer lugar, tal vez en estos últimos años se alejó tanto de los vecinos, por escuchar “su propia voz”, que debería tomarse el tiempo para registrar lo que nos pasa como ciudadanos de este lugar. Leerlo, como si usted no fuera parte de la herencia que nos dejó, genera malestar.

Tenemos varios ejemplos, Usted se fue de Legislador pero, le comentamos que cada vez que la gente ve a Lázaro BAEZ, en estos días, SE ACUERDA DE SU ROTONDA.

O de las 102 viviendas  que quedaron a medio camino, y donde también Nación observa el monto de la obra que el municipio administraba.

O cuando en campaña les prometía el gas a los vecinos trayendo un camión con caños, haciendo falsas promesas y entreteniendo a los vecinos, diciendo que en 90 días estaría terminada la obra.

O cuando vendía tierras sin servicios, que la gente ahora nos reclama a nosotros por su actitud irresponsable.

O cuando nos acordamos que se amparó en los FUEROS por la denuncia penal, también por sobreprecio de las 50 cuadras de cemento, que hoy con tan poco tiempo de uso se las ve en condiciones pocos felices y, sino pueden andar los autos menos pueden aterrizar aviones.

Podríamos seguir enumerando situaciones donde su personalismo provocó actitudes irresponsables y, pudo más que los valores colectivos. Estos son sólo algunos ejemplos para que recupere la memoria.

Por último, cuando la Obra de las rotondas se paralizó, Usted decía que se paralizaba sólo por las fiestas y que después continuaba… bueno, le pedimos un favor,  avísele  a Gancedo que las fiestas ya pasaron y que estamos en el mes de  mayo. Saludos cordiales.

Mesa local JSRN SAO, SAE, LG,

 

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA

COMPARTIR
Artículo anteriorChoque en San Antonio Oeste
Artículo siguienteGESTIONES DE OJEDA EN LA CAPITAL PROVINCIAL