Madrydenses detenidos por hurto en Las Grutas fueron acusados por dos delitos



La fiscalía formuló cargos contra una pareja oriunda de Puerto Madryn hurtó de un vehículo estacionado en la costanera del Balneario Las Grutas la cartera de una mujer. Utilizaron la tarjeta de crédito de la víctima para realizar compras en un supermercado. La Investigación preliminar estuvo a cargo de la fiscal de San Antonio Oeste, Mariela Coy.

De la audiencia desarrollada el viernes en la ciudad de Viedma participó la adjunta de fiscalía Maricel Viotti Zilli. La acusación llevada adelante por los representantes del Ministerio Público Fiscal se dividió en dos hechos.

El primero de ellos ocurrió el 3 de enero alrededor de las 17:20 en la Costanera de la localidad a la altura de la Primer Bajada. En esas circunstancias una familia de turista descendieron de una camioneta EcoSport para observar el mar por algunos minutos dejando por descuido una de las ventanas del vehículo abierta.

Los acusados habría aprovechado esa situación para sustraer del interior del vehículo la cartera de una mujer que contenía en su interior $18 mil, los documentos de identidad de todos los integrantes de la familia, varias tarjetas de crédito, un teléfono celular, anteojos recetados y medicamentos entre otras pertenencias.

Al regresar al vehículo, la pareja de la damnificada observó un movimiento sospechoso en inmediaciones de su camioneta y observó como dos personas se alejaban del lugar a bordo de un automóvil Chevrolet Corsa del cual pudo anotar la patente. Al ingresar a la EcoSport, adviertieron el faltante de la cartera por lo que dieron inmediato aviso a personal policial que hacía las veces de prevención peatonal en el lugar.

A partir de allí, la policía comenzó un operativo para dar con el vehículo mencionado, logrando ubicarlo algunos minutos después. En primer momento se los demoró con motivo de conocer si los mismos presentaban antecedentes penales pero al solicitarles que entreguen sus pertenencias para avanzar con la diligencia los imputados entregaron los documentos de identidad de los damnificados por el hurto.

A partir de allí, tomó intervención la fiscal Mariela Coy quien solicitó la requisa del vehículo y del domicilio en el cual paraban los sospechosos. En ambas diligencias se logró recuperar prácticamente la totalidad de los elementos sustraídos.

Imputación por estafa

El segundo hecho fue calificado legalmente como “estafa” toda vez que la mujer imputado, utilizando el documento de identidad de la víctima, realizó compras con la tarjeta de crédito en un supermercado de la localidad por una suma cercana a los $2000. Los comprobantes de la operación fueron secuestrados en poder de los acusados y se corroboró con personal del local comercial que la imputada había falseado su identidad a la hora de proceder al pago.

De las averiguaciones realizadas, los representantes del Ministerio Público Fiscal advirtieron que los sujetos tenían pedido de captura por hechos ocurridos en la provincia de Chubut, donde mantienen causas pendientes de resolución. 

Los imputados no contaban con antecedentes penales computables y según lo estipulado con el Código Penal, en caso de recaer condena la misma sería de cumplimiento condicional.

Teniendo en cuenta lo anterior, sumado a que se recuperaron los elementos sustraídos – los cuales ya han sido devueltos a las víctimas – y que para cometer el hecho no cometieron actos de violencia contra persona alguna, los acusados accedieron al beneficio de la Suspensión de Juicio a Prueba bajo las condiciones de abonar $1000 a una institución de bien público y de cumplir con 100 horas de trabajo comunitario cada uno. (Prensa Ministerio Público Fiscal)

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA

COMPARTIR
Artículo anteriorLas Grutas esta semana, “se llena” de inspecciones gubernamentales
Artículo siguienteMultitudinario cierre de la Fiesta Provincial de la Marea