Una sanantoniense víctima de violencia de género vivió más de dos horas de terror por desidia judicial y falta de acción policial




Una mujer que reside en San Antonio Oeste, vivió casi tres horas de terror cuando debió viajar en el mismo colectivo con su agresor, desde la terminal local hasta Viedma.

Resulta que tanto la mujer como su agresor fueron citados a la capital provincial el mismo día por el poder judicial para realizar el test psicológico, en este caso sería la defensoría quien los citó, ambos tenían la convocatoria en la mañana del día jueves 9 de septiembre.

En el primer colectivo de la mañana de Transporte Las Grutas, ambos coincidieron, la mujer comenzó a llamar a las autoridades policiales del 911 que sigue el monitoreo, porque el sistema de botón antipánico comenzó a sonar.

Se dio cuenta que en el mismo ómnibus también sonaba la pulsera electrónica de su agresor, por lo que entró en pánico en ese momento y continuó llamando a las autoridades policiales y judiciales.

Según relató la víctima a InformativoHoy, desde el 911 señalaron que se iban a ocupar “yo escuché que dijeron que estaba dos asientos atrás mío, o sea que mi agresor, que me había amenazado con un cuchillo, que me lastimó, lo tenía por detrás y nadie, absolutamente nadie, de la policía y la justicia hizo nada”.

Todos esto comenzó cuando el colectivo estaba en marcha y la mujer creyó que en la zona de seguridad vial, la policía iba a detener el colectivo, pero no sucedió “debí viajar con la alarma sonando hasta el ingreso a Viedma, mirando sobre mi hombro que no me pase nada”.

Cuando llegaron al puesto caminero del acceso a Viedma, la policía detuvo el transporte y aprehendió al sujeto que lo derivaron a San Antonio nuevamente en un móvil, según comentó la mujer.

La oficina del ministerio público le pidió disculpas, que fue un error involuntario “la verdad que ya no se en que confiar, llamo a la prensa, para que publiquen mi situación, porque ahora la justicia tendrá que citarme aquí, ya no viajo más, tengo miedo y no me siento cuidada” comentó.

Solicitó, lógicamente, no brindar sus datos filiatorios (*), pero mencionó “para mí es inaceptable que esto pase a gente preparada como los que están en el poder judicial, todavía estos muy mal” sostuvo.

El nuevo sistema de monitoreo, funciona vía satelital, desde el 911 pueden observar exactamente dónde ubicar a las personas, incluso sabían que estaban en el mismo lugar. De forma inmediata deberían haber detenido el ómnibus.

A los choferes de transporte público deberían capacitarlos para este tipo de situaciones, acercarse a la dependencia próxima y evitar este tipo de situaciones.

(*) para no evidenciar a la víctima, tampoco se publicará el nombre y apellido del agresor.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorEn SAE continúan con la instalación de garrafones
Artículo siguienteK-llejeros, una organización de sanantonienses que rescatan perritos solicitan colaboración