Vuelta a clases: así es el protocolo aprobado para el retorno a las escuelas

aula


En una Asamblea del Consejo Federal de Educación aprobaron por unanimidad el protocolo para efectuar la vuelta a clases. El encuentro se dio de manera virtual y los ministros de Educación de cada distrito del país debatieron sobre las medidas de regreso a las aulas que regirán desde agosto, cuando se prevé el regreso escalonado a las escuelas.

Para que cada escuela abra sus puertas deberá haber acondicionado previamente una sala en la cual aislar a aquella persona que presente síntomas compatibles por Covid-19, mientras que deberán adecuarse los mecanismos para conectarse con los sistemas de salud.

Además, cada jurisdicción podrá construir reglamentaciones propias complementarias. Para ello, las provincias deberán presentar un Plan Jurisdiccional de retorno a clases presenciales ante el Ministerio de Educación de la Nación.

inn

Muchas escuelas denunciaron no contar con la infraestructura y los insumos para garantizar la correcta higiene de quienes asisten. Aquellas instituciones que deseen retomar la actividad presencial tendrán que tener agua potable, jabón, alcohol en gel y cestos de basura. En caso contrario, las autoridades son taxativas al asegurar que no estarán habilitadas para reabrir sus puertas.

ENTRADAS Y SALIDAS ESPACIADAS

La llegada y la salida de los estudiantes no serán como antes. No habrá un único horario para todos y habrá distintos turnos para entrar y salir. Se busca evitar los amontonamientos habituales donde confluyen estudiantes y padres.

Respecto a este punto, cada escuela deberá organizar el ingreso de los alumnos por fuera de los horarios pico del transporte, por lo que la jornada escolar será reducida, al tiempo que se evitará que en el transporte se crucen alumnos de primario y del secundario.

Asimismo, una vez autorizado el transporte interurbano, “se deberán ofrecer alternativas a los y las docentes que lo deban utilizar, incluyendo la posibilidad de priorizar sus tareas en forma remota”.

BARBIJOS Y TAPABOCA TODO EL TIEMPO

Estudiantes, docentes, auxiliares, personal administrativo y todo el que asista a la escuela deberá tener un tapabocas o barbijo durante el tiempo que permanezca en la institución.

Los únicos exceptuados serán los niños de nivel inicial.

DISTANCIAMIENTO SOCIAL CONSTANTE

En los pasillos, baños, patios y otros espacios comunes, el distanciamiento obligatorio será de 2 metros. En las aulas, con tapabocas y lavado de manos, será de al menos 1,5 metros. La medida llevará a dividir los cursos en dos o más grupos. Ya no podrán asistir todos los alumnos al mismo tiempo y se deberá complementar con educación en el hogar.

Una de las recomendaciones que plantea Nación es un nuevo orden en las aulas, llamado “burbujas”. Es decir, en vez de la clase tradicional, los alumnos mirando hacia el pizarrón, proponen armar pequeños grupos de 3 o 4 chicos que trabajen en los vértices del aula. Según los especialistas, además de mejorar la socialización después de meses de confinamiento, facilitaría el trabajo si se detectara un caso sospechoso. En tal caso, en primera instancia, solo sería necesario aislar al grupo de pertenencia.

RECREOS CON POSIBILIDAD DE ELIMINACIÓN

El tradicional recreo quedará en el recuerdo. Según el nuevo protocolo buscarán que haya un turno específico para cada grado para evitar la interacción entre los cursos.

Quedan prohibidos los juegos tradicionales que generan contacto entre los estudiantes. El objetivo, otra vez, es reducir el contacto físico al mínimo posible.

En el protocolo difundido detallan la reglamentación de los recreos especificando “si los hubiere”. Esto dejaría la puerta abierta a una eliminación en caso de considerarlo necesario.

SIN ACTOS ESCOLARES

Las aglomeraciones en un salón de actos o en un espacio cerrado para celebrar fechas patrias quedan de lado. Los actos escolares se suspenderán hasta que se recupere la normalidad.

SUSPENSIÓN DE CLASES Y DESINFECCIÓN ANTE UN CASO SOSPECHOSO

El primer paso ante la detección de un caso sospechoso será el aislamiento e hisopado del estudiante o docente en cuestión. Después se procederá al rastreo de sus contactos estrechos, los compañeros que tuvieron vínculo con él, para aislarlos y testearlos en caso de presentar síntomas. Al día siguiente, toda la escuela permanecerá cerrada y se suspenderá la actividad. Ese día será destinado a la desinfección.  (Telam)

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorMás líneas crediticias de la Agencia CREAR
Artículo siguienteGastronómicos y Hoteleros de la zona atlántica piden Ley de Emergencia Nacional para el Turismo