¿Resfrío o gripe de verano?

Aunque no es habitual, el virus de la gripe puede contraerse en épocas menos frías del año, es la llamada gripe de verano.

¿Es catarro, rinitis resfrío o gripe?

Bueno catarro, resfrío o rinitis son sinónimos. Es una enfermedad banal, que se presenta con mucosidad que parece agüita cayendo de las fosas nasales, y ligeros dolores de cabeza a veces, eso es todo.

¿Y la gripe?

Es una enfermedad que en la población general, no suele traer complicaciones. Pero si es cierto que produce muchas molestias.

Son sus signos:

  • Fiebre
  • Frecuentes dolores de cabeza
  • Escalofríos
  • Dolor muscular
  • Tos persistente
  • Desgano
  • Inapetencia
  • Sensación que uno no sirve para nada
  • Secreción nasal

En algunos casos puede darse también:

  • Dolor de garganta
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Dolor abdominal
  • Dolor de oído (más frecuente en niños)

Causas de la gripe de verano

La gripe de verano es causada por los virus del resfriado, que se transmiten a través del contagio oral o por el contacto, puesto que en verano el ambiente es más cálido. Los virus necesitan que el sistema inmunológico este en baja forma o sea desprevenido, cosa que en verano lo facilitan los aires acondicionados y ventiladores, las corrientes de aire, una sudoración excesiva, una baja ingesta de líquidos y /o una exposición prolongada al sol, que provoca cierto stress del sistema inmunológico del cuerpo. Debido a que estos factores secan las membranas del cuerpo, este no está protegido contra virus y bacterias. Aunque el virus no tiene tanta incidencia en verano, ante un cuerpo favorable a la infección, el contagio puede no estar lejos…

¿Y cómo nos contagiamos?

Una infección con virus del resfriado que causa la gripe estacional puede producirse a través de dos vías:

  1. Los virus de la gripe se contagian por el aire, pues se transmiten en minúsculas gotitas que proceden de un estornudo, de la tos, o incluso del hecho de hablar, de la saliva de una persona con gripe. A partir de ahí se mueven muy fácilmente a través de las vías respiratorias hasta las membranas mucosas donde posteriormente se reproducen.
  2. Los virus también se pueden transmitir por contacto. Hay dos medios de contacto, el directo, cuando se entra en contacto con una persona o animal infectado con el virus, o, de modo indirecto, cuando el contacto se produce al tocar objetos contaminados, tales como un pomo de la puerta o del teclado del ordenador, o un pasamano. Tras el contacto los virus se encuentran directamente en las palmas de las manos o las yemas de los dedos, donde pueden sobrevivir hasta por tres horas. Tocarse la cara es más que suficiente para extender la infección y que llegue a las membranas mucosas.

Tratamiento

Los bebes y niños son igualmente propensos a padecer la gripe, su sistema inmunológico no está desarrollado como el de los adultos y la tos, la secreción nasal y la fiebre van a ser unos síntomas que se manifiesten a menudo a su corta edad, así como el dolor de oídos por la altura del conducto auditivo a esa edad temprana. Los virus del resfriado son desagradables una vez que han echado raíces en el cuerpo de un niño, además de persistentes. Pero no se preocupen pueden hacer muchas cosas para fortalecer su sistema inmunológico y ayudar a que se recupere. En primer lugar debe crear las condiciones óptimas para que el niño pueda mejorar, (esto va para todos los que tienen el resfriado)

  • Reposo en cama: Ante una gripe de verano se debe descansar y dormir lo suficiente, para recuperarse lo antes posible, y el reposo va a ayudar. El stress y la falta de sueño debilita el sistema inmune.
  • Permanecer en la sombra: Protege el sistema inmunológico
  • Beber mucho: Se debe beber como mínimo 2 litros de líquido al día. A causa de la fiebre habrá seguramente una importante pérdida de líquidos, que deberá ser necesariamente compensada bebiendo de nuevo. Además se debe mantener la humedad de las membranas mucosas, para que los virus no lo tengan más fácil para reproducirse. Ideal (para el niño) son el agua, bebidas sin gas, frutas, mejor moderadamente frio. Para los adultos las bebidas de los deportistas, tipo Gatorade o Power.
  • Comer muchas frutas y verduras: Una dieta sana fortalece el sistema inmunológico del niño y del adulto. Las naranjas, los kiwis, las manzanas y los pimientos, por ejemplo, tienen un alto contenido de vitamina C.

Remedios caseros

  • Para el dolor de garganta, puedes hacer una sopa de pollo desgrasada o te de salvia. Ambas tienen un efecto desinfectante, antiinflamatoria y descongestionante.
  • Contra la secreción nasal, enjuague nasal con agua salada o la inhalación de solución salina, por su efecto mucolitico.
  • Para los dolores de cabeza, puedes utilizar compresas frías. Baños. Si no se va puede ayudarle el uso de medicamentos como el Ibuprofeno, Paracetamol o la Aspirina en dosis adecuadas a edad y estado general.
  • Contra la fiebre, aparte de una ingesta adecuada de líquidos, puedes usar compresas frías, baños que comiencen a temperatura corporal y luego ir bajándole el calor paulatinamente para ayudar a descender la temperatura. Por ningún motivo se duche el enfermo de la edad que fuere con agua fría es contraproducente. Puede tomarse un antitérmico a las dosis adecuadas a edad. Sin embargo, si la fiebre no desciende debe consultar a un médico.
  • Contra la tos, son efectivos los baños de vapor con agua salada, cebolla, o nebulizaciones con solución salina.

Más o menos una semana a diez días para la curación en regla generales.

VACUNESE sobretodo la población de riesgo NIÑOS, ANCIANOS y ENFERMOS CRONICOS.

¿Cuándo acudir al médico?

Si no hay mejoría después de varios días, a pesar de las indicaciones y reposo en cama, si se tiene antecedentes de enfermedades que debilitan, si empeora en vez de mejorar, fiebre alta, dolor de oídos, o de garganta que no mejora. Las mujeres embarazadas, lactantes, niños pequeños, ancianos con síntomas que si incrementan deben consultar con el médico.

Cuanto antes se trate correctamente una gripe de verano (apenas empieza) antes habrá mejoría y recuperación y desaparición de los síntomas.

¿Qué más puede hacer para evitarla?

Prevención:

  • Evite las corrientes de aire, por el contacto con el ambiente caliente del exterior y frio de los aparatos el sistema inmunológico se ve debilitado, las membranas mucosas se secan y los virus se encuentran más fácilmente a la hora de reproducirse.
  • Evite la exposición del bebe al sol , así como a los niños pequeños. No se exponga al sol del mediodía, es cuando hay mayor cantidad de rayos UV. Demasiada luz de sol debilita el sistema inmunológico.
  • Use sombrero
  • No corra con ropa mojada o sudada.
  • Beber ayuda de verdad, no demasiado fría.
  • Evite el enfriamiento
  • Preste atención a la higiene
  • Lávese las manos
  • Fortalezca su sistema inmunológico con un dieta y vida sana
  • ANTE CUALQUIER DUDA CONSULTE AL MEDICO.

Dra. Mónica Fernández de Fontenla

Anestesióloga-Algologa-Ancianos

Hospital Las Grutas.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA