Agrupación de Mujeres Irreverentas Colectivas realizaron intervenciones artísticas en playa de Las Grutas



La agrupación de mujeres de Sao y Las Grutas,  Irreverenta Colectiva, llevó a cabo el día jueves una jornada en la Primer Bajada de Las Grutas.

Rodeadas de turistas y vecinos se desarrolló una intervención artística que unió 2 ejes, la lucha feminista y el cuidado de la tierra.

Así cuatro artistas, intervinieron  cuatro modelos vivos, en función de cuatro problemáticas ambientales  regionales: la remediación inconclusa del plomo; los plásticos y residuos; los desechos cloacales  y el intento de instalación de una Planta Nuclear en el Golfo.

Desde las 11 hasta las 16 horas, turistas y vecinos se acercaron a ver esta actividad, poco vista en la zona: el body painting.

Nos cuentan que: “elegimos  esta técnica porque es el arte de pintar un cuerpo  desnudo o semidesnudo,  dotándolo de formas y colores que expresen un motivo. En nuestro caso abordamos cuatro temáticas ambientales locales,  con diseño y realización  de 4 artistas,   Claudia Salazar, Hank Bukowski, Cecilia Gutiérrez y Che Chen.

Esta técnica fue una de las primeras expresiones plásticas utilizadas desde la prehistoria. Hoy es una forma de expresión. Por esto la elegimos para describir cosas que nos preocupan […] no es sólo pintar sobre la piel; es una forma de transformar las cuerpas en verdaderas obras de arte viviente, que respiran y tienen movimiento. Elegimos el arte como forma de evidenciar problemáticas ambientales, desmitificando también algunos prejuicios que se tienen sobre los movimientos de mujeres. La ecología  es un eje central dentro de los movimientos feministas que consideran la tierra como un ente vivo al que hay que cuidar, proteger y  preservar para las futuras generaciones…”

El clima de la actividad fue de alegría y entusiasmo. Una propuesta jugada y distinta que irrumpió en la playa para generar conciencia.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorIncautan camioneta de un sanantoniense con documentación apócrifa
Artículo siguienteElecciones 2019: las nóminas locales vienen marchando