Calidad certificada: sellos sanitarios turísticos tras la cuarentena

turismo


De cara al “día después” de la pandemia de coronavirus, el mundo turístico ha empezado a avanzar hacia el desarrollo de sellos “COVID-Free” o de “cumplimiento de estándares sanitarios”, con el objetivo de brindar seguridades a los potenciales turistas. En Argentina, el puntapié inicial lo han dado dos municipios turísticos con costas en el Atlántico: Villa Gesell, en la Provincia de Buenos Aires; y San Antonio Oeste, en Río Negro.

La Organización Mundial del Turismo (OMT), el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC) y una gran cantidad de analistas y especialistas internacionales vienen señalando desde el inicio de la pandemia de coronavirus que el turista del mañana, el del “día después” de la crisis, demandará garantías de que no contraerá el COVID-19 en el lugar que visite, y eso implica tanto los atractivos como los hoteles, el transporte y los establecimientos gastronómicos, entre otros eslabones de la experiencia turística.

inn

En una primera instancia, en el mundo fueron apareciendo algunos primeros intentos de ofrecer esas “seguridades”, a partir del desarrollo de sellos “COVID-Free” (combinando la higiene y desinfección con una buena estrategia de marketing), pero esos intentos quedaron rápidamente desbaratados por las autoridades sanitarias, las cuales advirtieron que esa es una promesa de imposible cumplimiento.

En cambio, lo que sí pueden hacer destinos y prestadores es garantizar que hay protocolos de salubridad y, además, que estos se cumplen. Aunque existen algunos parámetros globales sobre “cómo deben ser”, la realidad es que la ciencia todavía está investigando a este virus y su comportamiento, por lo que quienes desarrollan los protocolos deben mantener un cercano contacto con las autoridades sanitarias y apostar a la innovación para implementar esos procedimientos y hacerlos fiscalizables.

Ya existen numerosos y destacados casos de estas certificaciones de calidad sanitaria en todo el mundo. Aunque en América Latina en general todavía hay un largo trecho que recorrer en ese sentido, en Argentina ha comenzado a transitarse ese sendero.

Dos municipios han dado en Argentina el primer paso rumbo al “día después” y lanzaron protocolos y sellos de calidad sanitaria. Se trata de Villa Gesell, uno de los destinos más destacados de la Costa Atlántica, en la provincia de Buenos Aires; y San Antonio, también a orillas del Atlántico, pero en Río Negro, en la Patagonia.

Como lo había manifestado la Licenciada Marisol Martínez, de Turismo de San Antonio Oeste, el trabajo en este caso está más avanzado, y el proyecto impulsado por el intendente, Adrián Casadei, a través de la Agencia de Turismo, Ambiente y Cultura, a cargo de Marisol Martínez, directamente propone la elaboración de un “Sello de Calidad Turística Sanitaria”.

El objetivo, según informaron, es que se transforme en “una referencia para las acciones de adecuación al nuevo escenario por la pandemia de COVID-19” y “transmitir seguridad, confianza y previsibilidad a los turistas, buscando una rápida recuperación de las consecuencias económicas del proceso de aislamiento social obligatorio”.

Una vez determinados los lineamientos, podrán implementar el “Sello de Calidad Turística Sanitaria” todos los establecimientos y prestadores turísticos del distrito (incluyendo microemprendedores, trabajadores de la economía social, pequeñas y medianas empresas y productores de bienes de baja y mediana escala) que quieran demostrar objetivamente que se encuentran en condiciones de seguridad sanitaria para la realización de procesos y actividades turísticas en el distrito.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorPiden reforzar controles sanitarios en residencias para adultos mayores de Río negro
Artículo siguienteMunicipio de SAO: un lunes agitado