Cifosis en el adulto mayor

cifosis


La hipercifosis degenerativa es un aumento excesivo de la convexidad en la curvatura de la columna torácica (“joroba”) que se da de forma progresiva y que afecta hasta el 50% de los adultos. Pese a que una ligera curvatura anterior de la columna torácica es algo normal, el término hipercifosis se refiere a la curva torácica anormalmente acentuada. En todo caso, la curvatura torácica sufre una progresión ligada al envejecimiento.

Causas.

La etiología de la postura hipercifótica es compleja, ya que son muchos los factores que pueden contribuir a los cambios degenerativos de la columna:

  • El acuñamiento del cuerpo vertebral contribuye en gran medida a la hipercifosis. Los cuerpos vertebrales pueden deformarse y acuñarse e incluso, fracturarse, por debilidad ósea.
  • Con el paso de los años los discos intervertebrales pierden sus propiedades visco-elásticas con la consiguiente pérdida de altura.
  • Otro factor a tener en cuenta son las malas posturas rutinarias.
  • No podemos olvidar la influencia de la disminución de la fuerza de la musculatura extensora de la espalda.

Consecuencias de la hipercifosis sobre la salud.

Además de la deformidad, la cifosis torácica excesiva incrementa el estrés biomecánico sobre la columna vertebral, aumentando el riesgo de desarrollar fracturas por compresión vertebral. Por otra parte, a medida que aumenta la cifosis, se producen alteraciones posturales. Todas estas condiciones pueden causar dolor lumbar, dorsal y cervical. La cifosis excesiva tiene efectos perjudiciales en el rendimiento físico, la fuerza muscular, la capacidad de realizar actividades de la vida diaria y la calidad de vida en general. También puede verse afectada la función respiratoria y acarrear trastornos gastrointestinales.

¿Qué se puede hacer?

El tratamiento y prevención de la osteoporosis puede prevenir muchos casos de cifosis en las personas de edad avanzada. El tratamiento involucra un programa de ejercicios para fortalecer los músculos abdominales y cercanos a la columna, mantener y aumentar la flexibilidad de la columna dorsal de acuerdo al grado de cifosis, a cargo de un fisioterapeuta. El uso de un corset ortopédico puede ser usado en forma parcial.

Dr. Edgar Torres, traumatólogo, Hospital A. Serra.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorElecciones vecinales en SAE: triunfo de la lista 1 y Jorge Moyano sigue al frente de la Junta Vecinal
Artículo siguienteEditorial: continuidades y rupturas