COVID-19: Rol del estado y la economía mundial (*)



Finalizaba el verano en el hemisferio Sur,en Latinoamérica algunos países vivían ciertos cortocircuitos con sus presidentes, como es el caso de Chile y Brasil, Argentina estaba comenzando la transición politica de derecha a izquierda el caso inverso sucedia en  la República Oriental del Uruguay con la llegada de Lacalle Pou al poder.

La pandemia no se hizo esperar y comenzó a expandirse hasta llegar a tierra Gaucha.

Hoy estamos frente a una enfermedad que solo se veía en las películas, y los actores principales pasamos a ser nosotros mismos, los medios (algunos) lejos de generar algún tipo de psicosis, compiten por ver quién encuentra precios bajos, más detenidos por el confinamiento y en algunos casos, quien cuenta más muertos.

Sin dudas, esta pandemia nos dejará no sólo enseñanzas, sino que marcará un antes y un después en cuanto al rol del estado y economía mundial.

inn

La mayoría de los economistas creen que el rol del estado debe ser preponderante ayudando a empresas, autónomos y pymes, y la verdad que no sean equivocado, desde Bruno Le Maire Ministro de Economía de Francia, queriendo evitar el colapso total a través de medidas como

Nacionalizar en caso de ser necesario la Firma Aérea Air France, Pasando por España ayudando a las familias inyectando en sus bolsillos 2800 millones de Euros, medida aprobada por el consejo de ministros el 10 de Marzo pasado, y Donald Trump, solicitando a empresas automotrices que generen respiradores para afrontar la demanda que provenga desde los hospitales Norteamericanos. Parece que el estado no solo brinda ayuda sino que la necesita también.

En argentina se han impulsado medidas económicas muy similares para paliar la falta de dinero en las familias argentinas, tales como ayuda a monotributistas categorías A y B, o la suspensión por desalojos por 180 días, créditos para pymes, y hasta un decreto prohibiendo despidos y suspensiones de empleados. Mientras que para los ciudadanos la pandemia se refleja en el desempleo y pese a que la gran mayoría apoya las medidas del Presidente de la Nación, hay dos reclamos latentes: sueldos de funcionarios y la tributación de las empresas. En cuanto al primero debemos decir que si bien hay provincias y municipios que han disminuido el salario de políticos, gran sector de la población espera que sea Alberto Fernández quien anuncie una disminución de los sueldos de los principales funcionarios públicos ante los medios de prensa. En segundo plano, las empresas aguardan esperanzadas un respiro en lo referido a impuestos y esperan en los próximos días un aplazamiento en los pagos de tributos para estas organizaciones. En cuanto a la economía mundial, lo que hay que decir es que primero que no se sabe con precisión cómo se va a recuperar porque es algo que jamás se vivió antes, una pandemia mundial que podría dejar en mayo 2020 un saldo 250 mil infectados en Argentina según admitió el ministro de Salud, Ginés González García, expertos en EEUU afirman que el saldo de infectados podría ser entre 160 y 200 millones en ese país.  informa de New york times.

El turismo, que durante los últimos 10 años creció de manera considerable según un informe de la OMT, hoy tiene la peor caída en 18 años y no es para menos si tenemos en consideración que el país que más exporta turistas es China, Para luego de la pandemia este sector espera medidas, subsidios, financiamiento accesible, desde las compañías de viajes hasta los hoteleros, algo que los ayude a empezar de cero, claro que se están recién comenzado a barajar cartas en este sector, ya que la pandemia no para de mostrar sus brotes.

La exportación, también ha caído y con ella se pararía totalmente un país, un planeta. Angola por ejemplo, el 67% del petróleo que produce va a China, con la pandemia esta situación cambió rotundamente, asimismo, la exportación de los principales países latinoamericanos que mantienen relaciones comerciales con este grande de Asia, como Chile y Perú, se redujeron en un 33% y 25% respectivamente informa The economist.

Para la industria textil la situación es crítica, con comercios cerrados, sin ventas online en muchos casos, sumándole la incertidumbre porque luego de semana santa, no se sabe si se extenderá aún más la cuarentena o será una cuarentena con excepciones.

El primer trimestre a nivel mundial es crítico y esperan que recién comience a recuperarse la economía para principios del tercer trimestre.

Los Estados han tomado medidas algunos previendo la situación otros subestimándola, Lo concreto es que por ahora la única medida que pueden adoptar los ciudadanos es respetar la cuarentena de manera responsable.

(*) Facundo Nahuel Benitez Consultor Externo-Asesor-Capacitador Cel:2920-214640

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anterior“Coronavirus: una moneda con dos caras” (*)
Artículo siguienteDirigentes donan sus sueldos por la emergencia sanitaria. Propuesta legislativa de Matzen.