Editorial: antípodas




Cerraron las listas y en dos alianzas tendrán internas abiertas: el Frente de Izquierda y en Juntos por el Cambio.

Los de la UCR, el ARI y el PRO se repartieron candidatos. Tortoriello lleva radicales en su nómina. De Rege lleva gente del PRO en su lista y Jalabert en el medio.

La unidad final, para el mes de noviembre de JxC, pende de un hilo y en San Antonio como en Las Grutas, necesariamente tendrán sus protagonistas de uno y del otro lado.

El PRO liderado por la vecinalista Cristina Benítez apuntalará en esta zona al cipoleño Aníbal Tortoriello. La UCR con Matías Rodríguez hará lo propio para Mario De Rege.

Si bien los tres presidentes de los partidos que componen Juntos por el Cambio se trenzaron la mano para la foto, la situación interna está totalmente quebrantada. Por eso jamás iban a conseguir una lista de unidad, como transcurrió hace cuatro años.

Pero no solo sucede en esta provincia, acontece en varios puntos del país. Estas PASO demostró que la principal coalición opositora al gobierno nacional no está en su mejor momento y también es consecuencia de los coletazos de la derrota del 2019.

De todos modos, el Frente de Todos rionegrino no está mejor. Debieron ir a Buenos Aires a cerrar filas, tras la arremetida del Movimiento Evita. Ayelén Spósito apoyada por el “chino” Navarro, llegó a un acuerdo de unidad y quedó primera suplente.

Spósito dilapidó una oportunidad histórica estos dos años para posicionarse en la provincia, no avanzó en proponerse como una referente de peso siendo diputada nacional.

Tampoco lo logró en su ciudad, en los cuatro días que debieron acopiar, solo obtuvo poco más de cinco avales, contra más de cien que el peronismo sanantoniense recogió para Ana Marks.

Noale encolumnó a los afiliados a favor del kirchnerista Martín Doñate, el legislador circuital hizo los deberes, a pesar que hasta ahora, el senador hizo poco por el ejido sanantoniense. Siquiera cumplió con tener abierto el PAMI en Las Grutas todo el año, como se comprometió en el verano.

JSRN no tendrá sobresaltos, Weretilneck sigue con su imagen alta, especialmente en la zona atlántica, es el político que más mide entre San Antonio y Las Grutas, afianzará a su candidato Agustín Domingo, pero Casadei deberá también poner manos a la obra para consolidarlo.

Es sabido que el mandatario comunal no tiene un equipo homogéneo en su gabinete y en el Concejo Deliberante, la última elección era por el fin común de ganar la intendencia, pero ahora, cada partido que conforman la “alianza de gobierno local”, tienen a sus propios candidatos en la provincia, el cual tienen que apoyar por pertenencia.

Son escollos, no son insalvables, pero siempre los rumores en la comunidad es quizás lo que vale a la hora de tener en cuenta, cuando en la calle dicen ¿se puede estar con uno y apoyar a otro? en política todo puede ocurrir, pero ¿es correcto?. Hoy están en las antípodas JxC, JSR y el FDT.

Las elecciones del próximo 12 de septiembre tendrán un condimento diferente porque el partido provincial no quedará entrampado en la grieta como en el 2017. Hoy cuenta con una influencia considerable, posee casi todas las intendencias importantes, mayoría en las legislaturas (provincial y en comunas), multiplicidad de comisiones de fomento y principalmente la gobernación. JSRN tiene una sustancial estructura basal para afrontar las intermedias.

Las escaramuzas internas, fueron con escasas consecuencias, respecto a las que actualmente tienen sus rivales, hoy son ellos los que abrigan el desafío de continuar conservando sus bancas.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorHidrógeno Verde: el desafío de obtenerlo de las algas y usar el proceso para eliminar contaminantes
Artículo siguienteCuando el vagón de cargas fabricado en la COMSAL de San Antonio fue presentado en Buenos Aires