Editorial: Divide et impera

sao



La repetida frase “Dios está en todos lados, pero atiende en Buenos Aires” es la que comúnmente los políticos señalan a la hora de ir a solicitar beneficios financieros para su municipio o provincia.

Las gestiones se hacen en la Capital Federal, no hay otra alternativa. No importa del signo político, las puertas deben golpearse una y otra vez hasta que “consigas algo”.

Mandatario o mandataria que arriba sin proyectos, no son tomados en cuenta. Es por eso que el intendente Adrián Casadei avanzó con sus carpetas “bajo el brazo”, que fueron elaboradas en base a los fondos disponibles existentes con programas lanzados por el gobierno de turno, para que las comunas se adhieran a los mismos.

Pero no resulta sencillo que el dinero aparezca rápido. Es por eso que el intendente fue primero a Bariloche, porque allí recaló el ministro de transporte de Nación, Alexis Guerra. A Casadei cada vez más le preocupan los fondos para iniciar la terminal. Hoy esa plata destinada preliminarmente se fue licuando con la inflación.

“Los fondos no llegan” el reclamo que fue hacer a la ciudad lacustre, luego de conocer que a Bariloche sí le liquidaron el primer tramo para la obra licitada. La segunda parte será afrontada por provincia.

Desde la ciudad lacustre, partió hacia Buenos Aires, reunión con Alberto Weretilneck por el mismo tema, la gestión del dinero que se necesita, prometido por el gobierno nacional.

Los tiempos se acortan, las elecciones serán en abril. El encuentro entre el intendente y el senador tiene que ver con eso, y con el proceso interno. Los diarios regionales ya dieron por sentado que Weretilneck – Pesatti será la fórmula de cara al 2023.

Aunque no busque la reelección, Casadei deberá plebiscitar su gestión, eso quiere decir que su candidato/a tiene que ganar las contiendas, sumarle votos al senador y además recuperar electoralmente Las Grutas.

El dato de las elecciones en el 2021 hacen que la villa turística actualmente no es un bastión de JSRN. No solo lo deben disputarlo, sino que políticamente deben ponerle atención.

“Divide y reinarás”

El trabajo del líder de JSRN va dando sus frutos. El peronismo se terminó fracturando. La maniobra de Martín Doñate puede calificarse con distintos adjetivos excepto inocente, fortuita o casual.

Julio César, labró para la historia con su frase “Divide et impera”, el plan consistía en indisponer a sus enemigos, enfrentarlos unos contra los otros.

1500 años después Maquiavelo le dio forma a esto avalando un pensamiento sistémico y articulado, para el mantenimiento del poder. Los que sí son políticos lo utilizan.

Hoy el poder es el de los votos. El mismo Weretilneck lo sabe, maneja encuestas.

Concluida la faena con los justicialistas, sigue en la lista el radicalismo.

La resultante será la polarización, esta se hará más notoria con Aníbal Tortoriello.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorEllas, las ballenas
Artículo siguienteEl programa INTUR llegará a prestadores turísticos