Editorial: interpelar al intendente



Ediles opositores de la legislatura comunal esperaron hasta la segunda marcha que realizaron por el pedido de justicia de Nico Gutierre en San Antonio Oeste. Era el límite que marcaron a Luis Ojeda para que realice gestos políticos. El intendente aún no concreta acciones, ni el relanzamiento prometido de su última parte de gobierno.

Este lunes, en la sesión del Concejo Deliberante podrían incorporar sobre tablas el pedido de interpelación a Luis Ojeda, basándose en que el mandatario comunal elevó un escueto informe a los concejales sobre la incidencia del municipio respecto a la revisión e inspección del Club Racing. Ese informe no conformó y según expresaron los ediles habría ocultamiento de la información.

El bloque de concejales del FPV inerte en el proceso de hacer política, no sabe cómo contrarrestar alguna de las andanadas que propone la oposición, impávidos son arrastrados incluso a cambiar decisiones en las votaciones en el recinto. Ellos aún desconocen esta iniciativa, tampoco la percibieron.

La interpelación a Ojeda será un quiebre más en el parlamento sanantoniense. Sondeos dan que, hasta la noche de este sábado, no todos los concejales opositores estarían de acuerdo con la medida, el lunes se sabrá si cambian de opinión o no.

La última interpelación que se realizó fue a Luis Noale. No le fue bien a los opositores, el partido justicialista movilizó bombos y saturó la tribuna de militantes y funcionarios, la presión se sintió. Podría ocurrir lo mismo si sucediera con Ojeda, pero en esa sesión podrían estar los familiares del adolescente fallecido quienes seguramente querrán escuchar la exposición del mandatario comunal. Difícil perspectiva.

Esquivel está decidido a realizar la interpelación al intendente en los tiempos que la norma prevé. Podrían acompañarlo con la firma probablemente Clemant y Colantonio. Railfe y Mereles aún no decidieron. El bloque oficialista deberá indicar en el recinto que hará, si aprueba o no la medida. Mientras resuelven deberán mirar primero las caras de las familias que piden justicia, seguramente observarán en la sala quienes son los que lavantan la mano y los que no.

Pensando en las elecciones

¿Por qué en San Antonio podríamos tener ballotage? Se preguntaron desde “la mesa chica” del peronismo local. Si a nivel provincial prospera, podrían hacerlo a nivel municipal. Ya hubo un antecedente en el 2015, pero la ordenanza no progresó, porque Weretilneck adelantó las elecciones y no pudieron consensuarlo. Ahora el tiempo es más amplio y las elucubraciones comenzaron a tener ruedo.

Esta situación se plantea sobre el futuro electoral del FPV, porque Javier Iud tiene la cabeza puesta en la diputación nacional y no en la intendencia. Ante actual pérdida de caudal en las encuestas del PJ sanantoniense, en este último tiempo comenzaron a tomar en cuenta como alternativa la segunda vuelta en las elecciones comunales.

El intendente de Roca sigue firme en las mediciones, y podría llegar a la gobernación. ¿Podría? el problema suscita en el “pichetismo”, el senador arma su frente y quiere continuar en el senado. Observamos este fin de semana que las ideas siguen siendo diferentes. El roquense criticó la concesión del Cerro Catedral, mientras que Pichetto recibió al empresario Trappa dando su beneplácito. Primer quiebre pre-electoral peronista.

A esto apuesta Weretilneck con su ballotage en puerta. A que el peronismo se fracture y que a sus seguidores el senador les “baje línea” en la legislatura, para que le den al gobernador, la posibilidad de la segunda vuelta electoral. Si así sucediera, Iud debe despedirse de la banca en la cámara baja. Soria no aceptaría un desplante de esa naturaleza, o bien el legislador sanantoniense puede optar y mantenerse del lado del roquense, difícil decisión, pero no imposible.

Hay un antecedente inmediato muy cercano, un principio de diferenciación lo dio el hijo del senador, Juan Manuel “al abrirse” creando un partido vecinal en Viedma, ciudad que aspira a conducir en el 2019. En San Antonio puede suceder lo mismo, los “soristas” avanzarían en una línea diferente a la unidad básica.

Aquí y allá las cosas comienzan a tener una movida interesante. El peronismo que se sentía fuerte en provincia como en San Antonio, ya no lo es. El juego de la política lo hace tambalear de cara al 2019.

Carlos Aguilar @caa174

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorALPAT, sigue con problemas en el pago y el gremio insta a iniciar acciones por daños y perjuicios
Artículo siguienteLos padres de alumnos del CET 32 decidieron no enviar a sus hijos a los talleres