“El municipio aún no compró un decibelímetro para medir el nivel sonoro”

sao



El Juez Municipal de Faltas de San Antonio Oeste, Nicolás Vidondo, señaló al ser consultado, que tanto la legislación provincial como las correspondientes ordenanzas municipales penalizan los ruidos molestos, tanto los producidos por comercios, como por vecinos que los producen en la vía pública o sus domicilios.


El funcionario comunal señaló a InformativoHoy Radio, la larga gestión para que los organismos de control municipales dispongan de al menos un decibelímetro para controlar el nivel de emisión de música y otros orígenes, que afectan la tranquilidad y descanso de vecinos y visitantes.

“Hemos hablado con el subsecretario de control respecto, porque hasta el momento no se compró el elemento para medir ruidos, la norma establece los horarios con la cantidad de decibeles establecidos, hoy no podemos ir por ejemplo con el oído y decir, sí la música está muy fuerte, es por eso que debemos contar con el elemento para la medición” indicó Vidondo

“Teniendo en cuenta con los valores de las infracciones, se puede adquirir un elemento de necesidad, hoy creemos que sí, que hay contaminación sonora, en muchos lugares, dónde hay emisiones radiofónicas en la vía pública, el código contempla los ruidos molestos, pero es necesario tener la herramienta” sostuvo.

El Juez municipal de faltas señaló que el organismo a su cargo y el área de control trabajan intensamente con los recursos que disponen para tratar que cada quién cumpla con sus obligaciones y respete la normativa vigente.

“Si hay parlantes en la vía pública, como comercios o instituciones, se nota estando en el lugar la infracción, pero el decibelímetro sirve por ejemplo por las quejas de los vecinos, que el inspector pueda pararse con el elemento y midiendo, para allí actuar en consecuencia” resaltó que la norma establece las infracciones “tener los elementos de medición es una gran herramienta habida cuenta que las quejas son frecuentes”.

El decibelímetro es un instrumento que permite medir el nivel de presión acústica, expresado en dB. Está diseñado para responder al sonido casi de la misma forma que le oído humano y proporcionar mediciones objetivas y reproducibles del nivel de presión acústica. En esencia, consta de un micrófono, una sección de procesamiento de señal y una unidad de lectura.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorContinúa el cronograma del Verano Cultural en en Las Grutas
Artículo siguienteLa Defensoría del Pueblo no quiere que los autos queden atrapados por la marea