Hernias de disco y dolor.



¿Cuál es el tratamiento normal y el tiempo de recuperación de la hernia de disco? ¿En qué punto se debe considerar la cirugía? En muchos casos, el dolor y otros síntomas provocados por la hernia de disco se resuelven con el tiempo y algunas medidas de autocuidado. Cuando se requiere tratamiento médico, todo lo que se necesita para tratar los síntomas de la hernia de disco suele ser un tratamiento que no implica cirugía; pero cuando los síntomas limitan significativamente las actividades cotidianas, hay un daño nervioso debido a la hernia de disco o los síntomas no pueden controlarse con otro tratamiento, entonces es necesario operar la columna. Los discos funcionan como “amortiguadores” entre las vértebras que componen la columna. Los discos tienen una porción suave en el centro y otra más dura en el exterior. La hernia de disco ocurre cuando una parte del centro protruye a través de alguna grieta hacia la porción exterior del disco,  irritando o comprimiendo la raíz de un nervio vecino y como resultado, provocando dolor de alguna zona de la columna, junto con adormecimiento o debilidad del brazo o la pierna.

Causas.

Por lo general, la hernia de disco es el resultado del desgaste gradual relacionado con el envejecimiento, denominado “degeneración de los discos”. Algunos de los factores que además aumentan el riesgo de tener una hernia de disco son: el sobrepeso, algunas profesiones, la genética.

¿Existen complicaciones?

Existen algunos síntomas de advertencia que indican acudir al médico de inmediato  y son el desarrollo de fiebre, escalofríos, debilidad importante o progresiva, cambios significativos en la función intestinal o vesical, pérdida de peso inexplicable, antecedentes de cáncer  o dolor relacionado con un traumatismo. Cuando los síntomas duran más de 8 semanas, o ante la presencia de los síntomas de advertencia antes mencionados, hay que investigar la causa subyacente con estudios de imágenes. La evaluación médica normalmente incluye realizar una placa radiográfica y frecuentemente una resonancia nuclear magnética (RNM).

¿Qué tratamientos se recomiendan?

En la mayoría de personas que desarrollan una hernia de disco, los síntomas generalmente pasan en cuestión de seis u ocho semanas. Durante ese período, se puede tomar medidas para aliviar las molestias, tales como descansar, aplicar calor en la zona dolorida y, en caso necesario, tomar analgésicos solos o combinados con relajantes musculares. Si el dolor es fuerte, se puede recurrir a analgésicos más potentes como los derivados de la morfina, durante un período corto. Si los análisis revelan hernia de disco, pero no hay daños nerviosos, ni debilidad importante, ni problemas con los intestinos o la vejiga, entonces lo que normalmente se recomienda son medicamentos y fisioterapia, aplicándolas durante el tiempo que sea necesario. Se debe considerar la cirugía para una hernia de disco cuando hay daño nervioso, el dolor o los demás síntomas son tan fuertes que interfieren con las actividades cotidianas, o no es efectivo el tratamiento no quirúrgico. La cirugía suele resolver los síntomas de la hernia de disco más rápidamente que otros tratamientos, pero cuando no hay daño nervioso, en general, el resultado a largo plazo del tratamiento quirúrgico y no quirúrgico (medido dos años después del inicio de los síntomas) es igual.

Dr. Edgar Torres, traumatólogo, Hospital A. Serra.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorLos reyes Magos estuvieron en los barrios La Toma y San Miguel. Este domingo el gran recorrido por SAO.
Artículo siguienteGuardavidas de Las Grutas cuentan con una nueva moto de agua para salvamento