Informe especial: sin novedad del Centro Cultural de San Antonio Oeste, a ocho meses de su cierre



A mediados de marzo del 2018, el emblemático Centro Cultural de San Antonio Oeste, el cual para la identidad local es patrimonio histórico, cerró sus puertas por remodelaciones. Actualmente no se registra al menos por averiguaciones de este medio, que se esté realizando mantenimiento alguno para la reapertura a la comunidad.

Recordemos que un mes antes, sucedió un hecho trágico con la muerte de Nico Gutierre, el cual hizo repensar a todas las instituciones, como también a la municipalidad, de las condiciones edilicias en las que se encuentran. Esto indefectiblemente llevó a controlar el tendido eléctrico, como su infraestructura, se dieron cuenta que el Centro Cultural siquiera franqueaba las inspecciones oculares.

En ese lapso de tiempo, en el mes de febrero, se aprobó a través del Concejo Deliberante las sumas, recursos y erogaciones del presupuesto general correspondiente a este año.

En una primera instancia, con la promulgación de la ordenanza N° 5505/18, se le asigna la partida “remodelaciones y mejoramiento del Centro Cultural” a cargo del área de la Dirección de Cultura municipal el monto de $1.250.000 la cual conjuntamente debe llevar adelante la secretaría de obras públicas a cargo del MMO Sergio Álvarez.

Posteriormente, en el mes de marzo, comienza el debate por las obras que se llevaran adelante con el aporte no reintegrable del Plan Castello. Entre los puntos elaborados, comienza a girar la propuesta para la colocación de un césped sintético para el estadio municipal. Ante esto se realiza la primera modificación al presupuesto general, a través de la ordenanza N° 5529/18, el cual de la partida inicial para el mejoramiento del estadio municipal SAO de $ 508.350 se incrementa con un aumentado de $ 5.100.000, disminuyendo otras; entre ellas las “remodelaciones y mejoramiento del Centro Cultural” quedando una partida de $500.000, lo mismo ocurren con otras obras previstas para remodelaciones.

Por la colocación del césped sintético, la comunidad se manifiesta en su total rechazo, aunque las modificaciones en el presupuesto y su colocación fueron aprobado por la mayoría, con la iniciativa del ejecutivo municipal de llevarlo adelante defendiendo la iniciativa. Los vecinos reclamaban por la necesidad de la conexión del servicio de gas y para redireccionar el monto del Plan Castello, asignar el dinero a la obra del estadio municipal, derivarlo para la red de gas, como una necesidad urgente.

En el mes de julio se realiza la segunda modificación del presupuesto general, a través de la ordenanza N° 5561/18, con la cual se cancela el proyecto de impacto visual del césped sintético. El monto es transferido en su totalidad al FONGAS (Fondo red de gas SAO – LG) además de sumarle el monto de $1.500.000, que era destinado para el nuevo Concejo Deliberante al cual se lo suprimen, sumando de esta manera un total de $6.600.000 para el FONGAS.

En ningún momento se debate o se devuelven las partidas disminuidas en la primera modificación del presupuesto, el cual se redujo considerablemente las “remodelaciones y mejoramiento del Centro Cultural” y otras.

En el mes de agosto se realizó la entrega del cheque por $9.400.000 correspondiente al Plan Castello, los cuales se destinan al Fondo del Gas (red de gas) el monto de $5.100.000 y el restante $4.300.000 para la ejecución de las obras aprobadas entre ellas, algunas de las partidas que fueron disminuidas el Polideportivo de Las Grutas, las “remodelaciones y mejoramiento del Centro Cultural de SAO”, mejoras en el muelle pesquero, redes cloacales en SAO, la colocación de nomencladores para los barrios y semáforos, por nombrar algunos.

Esto de alguna forma analiza la asignación de las partidas de los montos económicos de la Municipalidad de San Antonio Oeste, ante los espacios comunes a todos los ciudadanos de cómo y de qué manera se priorizan.

El Centro Cultural de San Antonio Oeste, además de no superar las revisiones oculares, tiene problemas en el techo, subsuelo y con las poblaciones de murciélagos. A su vez, analizando su historia, con la referencia de libros y de algunos vecinos, entre ellos primeros pobladores, no se tiene registro de un cierre tan prolongado en el tiempo.

Dentro de la cultura local y de la identidad de San Antonio Oeste, se considera a este edificio como el patrimonio por el cual muchos vecinos y vecinas transitaron, ya sea para ver una obra de teatro por el 1930, el añorado cine o más actualmente el acto de colación de los egresados.

Entre la reseñas históricas se recata su fundación: “que fue en 1925, por iniciativa del comerciante el Sr. San Martin, acompañados por un grupo de vecinos interesados en promover la cultura, se construye la sala de espectáculos llamada “Teatro Victoria”.

“Tenía 450 butacas y palcos laterales y un magnifico hall de entrada con amplias puertas y servicios. Era tan importante esta sala, que por años fue el primer teatro del territorio del Rio Negro. Fue utilizada de inmediato para dar conferencias, discursos, presentar obras teatrales, grupos de baile, festividades, etc. La sala sufrió un incendio en 1972, daños que fueron reparados rápidamente quedando perfectamente restaurada.” 

“Para la misma época funcionaba el Club Alemán ubicado en la esquina de las calles Roca y Ramos Media.”

“Por entonces, “lo cultural” se encontraba bastante acotado con respecto a las actividades de hoy día. El Teatro Victoria, actual Centro Cultural de nuestra ciudad, era empleado para ciertas actividades relacionado con el teatro, danzas, charlas. Con los años fue incorporando cine, actos escolares.”

Hoy su sala, es un eco vacío, sin la vida cultural para la que fue pensada y por la cual fue orgullo de los sanantonienses.

Equipo de InformativoHoy – *Fragmentos de los libros de Lefevbre; Rene  Henry: Mi querido puerto San Antonio y Izco; Juan Héctor: San Antonio Oeste y el Mar.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorEl encuentro de Rugby Patagónico se vive a pleno en San Antonio Oeste
Artículo siguienteContinúa la promoción de Las Grutas en la Feria Internacional de Viajes y Vacaciones de Chile