La cuestión ambiental (Carta de lectores)



San Antonio padece desde hace décadas la contaminación por los residuos de plomo. Es el material que hace un tiempo atrás, una industria utilizaba y que un día dejó ahí, como si no fuera suyo o si ya no sirviera y no contaminara. El motivo de esta nota no es aportar una solución –que ya está en marcha- ni buscar responsables, sino aprovechar la función docente y preventiva que tiene la ley, especialmente la Ley General de Ambiente y comunicar a la población qué es la remoción, el saneamiento y la remediación a la luz de la ley de Pasivos Ambientales. Básicamente pretendo explicar esos difíciles términos en el marco de lo que ocurre en nuestra ciudad, entendiendo que allí se constituye una cuestión ambiental y un daño a la biodiversidad, y que lo mejor es explicar punto por punto qué significan las obras que se están llevando a cabo para prevenir y no tener que curar.

Rio Negro no tiene una ley que trate los Pasivos Ambientales, así que a continuación voy a seguir las disposiciones más importantes que se encuentran en la ley 14343 de la Provincia de Buenos Aires como referencia normativa que puede ser tomada como ejemplo en el futuro en nuestra provincia y la Ley General de Ambiente que es la ley nacional de la cuestión.

Cuestión Ambiental: En principio saber qué es una cuestión ambiental nos lleva a pensar en aquellos obstáculos que impiden o que han impedido que se solucione el depósito ilegal de plomo. En otros términos, una cuestión ambiental es un conflicto de intereses en el que la remediación ha sido postergada hasta el día de hoy. Se habla de cuestiones de presupuesto, de falta de políticas públicas eficaces, de recursos humanos, etc.-

La responsabilidad del que causa un daño en materia ambiental tiene que ser soportada por quien lo causa. Es simple, si alguien ensucia algo debería limpiarlo. Lo que sucedió es que el Estado es el que tuvo que salir a pedir plata para limpiar el desastre que quedó, y eso se prueba cuando al pasar por enfrente del cartel el monto de dinero lo pone el gobierno, no la empresa, que ya hizo su negocio antes de la ley y a cuesta de la salud de los sanantonienses.-

Pasivo Ambiental: Es el sitio contaminado y significa que el lugar está dañado y no es apto para la vida, está contaminado, producido por una actividad pública o privada, que pone en riesgo el ecosistema y la salud y  que haya sido abandonado por el responsable. La definición de qué es un pasivo ambiental la tomo de la ley de Pasivos Ambientales que tiene nuestra hermana provincia de Buenos Aires. Bien podría nuestra provincia tomar nota de ello porque la ley obliga a recomponer al responsable.

Remoción: ese es el método que se está utilizando y se traduce como el traslado de un lugar a otro del material peligroso. Se denomina también Remediación, porque está destinado a tratar el mal, no a curarlo. Así como se toma una pastilla para la gripe, en este caso, el remedio tardaría aproximadamente millones de años para curarle la gripe a la tierra. El traslado significa que otro lugar ahora va a ser el depósito del metal pesado. No uno si no dos lugares van a ser inutilizados.

Se trata de un traslado a un sitio más alejado de la población porque se resguarda así la salud de la población bajando el riesgo de contacto directo. La salud de los niños, de los ancianos, de todos. Pero no estamos seguros de que la contaminación producida no tenga un impacto ya en nuestra salud, ni en la de nuestros hijos y la de nuestros nietos. Para comprenderlo mejor, el metal pesado ya está en nuestro ambiente, en otras palabras en el entorno natural que está compuesto por distintas formas de vida. Se habla en la ley de la biodiversidad.-

Biodiversidad: La ley general del Ambiente habla de su protección. Es una ley nacional y las provincias deben seguir su ejemplo. Significa que nuestro ambiente está compuesto por miles de formas biológicas, animales y plantas que rodean el entorno en el que el humano es un componente más. Ni por encima ni por debajo, el hombre es parte de ese sistema diverso de seres vivos, desde el más pequeño al más grande. Interactuamos con el entorno al respirar y al ingerir alimentos, al bañarnos en la marea o simplemente caminar por el centro de la ciudad. Si el ambiente no está sano, entonces nuestra salud tampoco. Esa es la consecuencia de la forma biodiversa en nuestra tierra.

¿Saneamiento?  Recuperar esas tierras y que dejen de ser un peligro para la salud y la biodiversidad local es cuestión del futuro. Es en mayor medida una actividad de la que estoy seguro van a haber muchos voluntarios que conjuntamente con la actividad estatal van a convertir ese sueño en un objetivo a cumplir.-

Por todo lo dicho, la ley general de ambiente en su función docente es esencial para lograr que en el futuro no se repitan estos errores, teniendo en cuenta que el daño en la zona es difícil de sanear y que la única garantía que tenemos para evitar otro daño a la naturaleza de esa magnitud es la de crear una consciencia ambiental, es decir, la de saber qué es lo que pasa, interesarnos en la cuestión y comenzar a debatir qué tipo y qué forma de desarrollo económico queremos para nuestra ciudad. Formar interés es el primer paso en esta importante tarea, tan solo poniendo un poco de atención en las cosas que suceden. Muchísimas gracias.-

Lucas Cerro. DNI 32284998


Todas la cartas, escritos u opiniones vertidas por terceros y/o lectores en el diario digital InformativoHoy no pertenecen a la línea editorial del medio de comunicación. Es mera responsabilidad de quienes la firman. Las mismas se plasman sin cortar, ni corregir.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA

COMPARTIR
Artículo anteriorSeñores del Municipio de San Antonio Oeste… (Carta de lectores)
Artículo siguienteVehículos con estupefacientes, cédula adulterada y 35 conductores alcoholizados el resultado del operativo en Las Grutas