¿Qué es el esguince de rodilla?

rodilla


El esguince de rodilla se produce cuando un ligamentos de la rodilla, en este caso el ligamento interno, se estiran más de lo normal forzando su movimiento, llegando incluso a romperse debido a la gran tensión ejercida. Se trata de una lesión relativamente frecuente en la práctica  deportiva. Se puede producir al realizar un movimiento antinatural para la articulación de la rodilla (algún giro o cambio de dirección brusco) o por un golpe directo que fuerce el movimiento articular.

Cómo diagnosticar un esguince.

Cuando se sufre un esguince de rodilla los síntomas más frecuentes son dolor, dificultad en la movilidad de la rodilla e inflamación (derrame articular). Para diagnosticar esta lesión es necesario acudir a un especialista médico para que pueda realizar las pruebas necesarias. Estas pruebas pueden variar en función del grado de la lesión desde un simple examen de la rodilla hasta la solicitud de radiografías o resonancias magnéticas.

En función del daño que sufre el ligamento, el esguince se puede clasificar en 3 grados:

  • Esguince grado 1 o leve: se da cuando son solo algunas fibras las que se dañan o han roto. No afectan a la movilidad de la articulación.
  • Esguince grado 2 o moderado: cuando el ligamento sufre un desgarro parcial pero aún no está totalmente roto. Puede existir cierta inestabilidad en la rodilla.
  • Esguince grado 3 o grave: el ligamento está completamente roto.

Cómo se debe tratar.

El tratamiento del esguince lo podemos separar en dos etapas:

  • Etapa aguda o etapa inicial: se trata del periodo posterior a sufrir el esguince. Lo primero que debemos hacer es aplicar frío sobre la rodilla, tanto para disminuir el dolor como para que la zona no se inflame demasiado. El siguiente paso será reposar e inmovilizar la articulación. Es recomendable tomar algún antiinflamatorio. Esta etapa puede ir de entre 4-5 días en un esguince leve hasta 15-16 días en un esguince más grave.
  • Etapa de recuperación: una vez superada la primera etapa de reposo, nos debemos disponer a recuperar la movilidad de la rodilla. Lo primero será aplicar masajes al ligamento para dar una mayor flexibilidad a la fibra nueva. El siguiente paso sería el fortalecimiento de la musculatura. Puede ayudarnos en esta etapa la rehabilitación.

El tiempo de recuperación va a depender del grado del esguince de rodilla que hemos sufrido. En el mejor de los casos, es decir, un esguince leve o de grado 1 estaremos hablando de entre 10 días y 2 semanas para estar recuperados. Si el esguince es grave, de grado 3, la duración puede llegar a ser de 2 a 3 meses.

Dr. Edgar torres, traumatólogo, hospital A. Serra.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorFacebook e Instagram restringirán contenido con alcohol y tabaco
Artículo siguienteEditorial: proyectos futuros