¿Qué es la cervicobraquialgia?



La cervicobraquialgia es el dolor originado en la región cervical, o sea el cuello, que se irradia al miembro superior a través del territorio correspondiente a una raíz nerviosa cervical.  El segmento cervical de la columna es el que está comprendido entre las primeras 7 vértebras. Representa la cuarta causa de discapacidad, con una tasa de prevalencia anual superior a 30 %.

¿Por qué se produce?

Es una lesión que se produce por la irritación o inflamación de una raíz cervical y ésta puede ser secundaria a una hernia de disco cervical, a una estenosis del agujero foraminal, que es por donde va saliendo la raíz, o por alguna otra causa que ocupe espacio o que esté comprimiendo alguna raíz.

Síntomas.

Los síntomas consisten en un dolor que viene desde la región posterior o lateral del cuello, se irradia hacia el hombro y luego sigue el recorrido hacia el brazo, antebrazo y a la mano, dependiendo de qué raíz es la que está afectada. El paciente puede tener un dolor por la zona lateral del brazo hasta el pulgar, o bien por la zona de adentro del brazo hasta el dedo meñique. El dolor va a depender de la causa que genera los síntomas, pero en general es un dolor que es constante, irradiado por el brazo, y que se da también durante la noche. Por otra parte puede venir acompañado de pérdida de fuerza o sensibilidad, que va a depender de qué raíz y qué grado de compresión tenga el nervio.

Diagnóstico.

La cervicobraquialgia es un síntoma que puede ser secundario a muchas causas como se comentó. Se realiza un examen físico con un examen neurológico completo, además de pruebas de fuerza, sensibilidad y reflejos, con lo que se puede hacer una hipótesis diagnóstica a qué nivel de las vértebras cervicales está ubicada la estrechez. Luego se pueden realizar una serie de exámenes para confirmar este diagnóstico. El más básico es una radiografía de columna cervical. Además se puede pedir una resonancia magnética para evaluar bien las raíces, los discos y las partes blandas.

Tratamiento.

El 80 o 90 por ciento de las cervicobraquialgias se manejan bien con tratamiento no quirúrgico, es decir, con tratamiento farmacológico. A esto hay que agregar un tratamiento kinésico, con ejercicios especiales isométricos y de movilidad de columna cervical, ejercicios para fortalecer la musculatura profunda cervical y aplicar fisioterapia. Es importante mantener unas normas de higiene postural básicas en las cervicobraquialgias:

  • Evitar mantener posturas fijas durante períodos largos de tiempo.
  • Usar un colchón firme, no rígido. Almohada blanda y delgada para mantener la curvatura fisiológica del cuello durante el descanso.
  • La posición más adecuada es el decúbito supino (mirando hacia arriba) o en lateral. La postura en decúbito prono (boca abajo) mantiene en tensión el cuello y debe evitarse.
  • La televisión o la computadora deben situarse a la altura de los ojos, de modo que no sea necesario flexionar o extender el cuello para verlas.

La postura es importante para la columna cervical. También la tensión emocional hará que se contraigan los músculos del cuello. Una persona nerviosa y tensa suele tardar más en recuperarse.

Dr. Edgar Torres, traumatólogo, Hospital A. Serra.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorTriunfo de la Lista 1 en los comicios del barrio Peumayen de Las Grutas
Artículo siguienteLote 19, el primer terreno que se vendió en San Antonio Oeste