Cuenta regresiva para la reapertura de escuelas en Río Negro



El ministerio de Educación y Derechos Humanos inició el trabajo de diagramación del plan general de regreso a las escuelas en la provincia, a través de reuniones técnicas de las direcciones de los diferentes niveles y modalidades educativas.

“A partir del protocolo marco y lineamientos federales para el retorno a clases presenciales que fue firmado por unanimidad en el Consejo Federal de Educación, con inclusión de los sindicatos, las direcciones realizaron su lectura y empezaron a trabajar en el plan de vuelta a la presencialidad”, explicó el secretario de Educación, Gabriel Belloso.

En esta oportunidad, se mantuvieron reuniones organizadas por niveles y modalidades educativas y también participaron “las áreas de apoyo, como la subsecretaria de Consejos Escolares, el área de Arquitectura; Salud Escolar y Planeamiento Educativo”, puntualizó el funcionario.

Agregó que el objetivo de estos encuentros es “obtener datos precisos que nos permitan decir cómo va a ser ese regreso a los edificios escolares, qué cantidad de gente se va a mover por municipio y, además, cómo vamos a trabajar la continuidad pedagógica en una Escuela que va a ser dual, es decir presencial y a distancia”, detalló Belloso.

inn

Protocolo aprobado con Nación

El protocolo aprobado “fue construido con mucho consenso, con el trabajo de especialistas de los ministerios de Educación y de Salud de Nación; también participaron los gremios nacionales y las provincias hicimos nuestros aportes”, detalló la ministra de Educación y Derechos Humanos, Mercedes Jara Tracchia.

En el documento se “establecen las condiciones mínimas que tienen que reunir los edificios escolares, en una primera instancia, y las cuestiones fundamentales para cuidar la salud de quienes allí asisten”, explicó.

Entre los requisitos, la titular de la cartera educativa mencionó que “la idea es que haya en las escuelas alcohol en gel, alcohol al 70% y que se puedan organizar las instituciones con señalamientos que indiquen cómo utilizar los distintos espacios, por ejemplo. A ello se agregan medidas de distanciamiento mínimo de un metro y medio con uso de barbijo o de dos metros, de acuerdo a la posibilidad de los edificios”.

Asimismo, explicó que “los docentes, permanentemente, deberán usar tapabocas y máscaras y, en función de esas condiciones, vamos a necesitar desde lo pedagógico hacer un reordenamiento, por lo que vamos a trabajar en grupos reducidos, con un esquema bimodal, donde articularemos entre la presencialidad y la virtualidad, entre otros aspectos”, subrayó.

En ese contexto, “también es muy importante la capacitación del Personal de Servicio de Apoyo, docentes, familias, niñas, niños y adolescentes y a todos los que integran cada comunidad educativa”, dijo.

“Vamos a hacer una fuerte campaña. Es muy importante que cada uno de los actores sepa que hay responsabilidades que tenemos que cumplir todos: lavado de manos, distanciamiento, uso de tapaboca, para evitar cualquier situación de contagio. La idea es cuidarnos y tener las condiciones en los edificios escolares para poder mantener la prevención”, finalizó la Ministra.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorTrabajadores marítimos afiliados al SOMU reclaman mejora salarial
Artículo siguienteCasadei anunció 115 terrenos destinados a vecinos con más de 34 años de residencia