Editorial: 20 días

alla


San Antonio, Las Grutas y El Puerto viven 20 días de aislamiento local e ingresando a los 18 días de cuarentena obligatoria, nacional y provincial.

Casadei intervino antes, cerrando incluso desde paseos, hasta las playas.

La cuarentena, da la impresión que se flexibilizó. Lamentablemente mucha gente no respeta la misma y además el plus de lo que sucedió el día viernes, con la aglomeración en los Bancos, en todas las ciudades, principalmente donde el virus corre de manera comunitaria, traerá consecuencias en dos semanas.

Pero volviendo al “pago chico”, en el ejido sanantoniense, no hubo más detenciones, como ocurre en otros puntos de Río Negro, como a diario informan desde el Ministerio de Seguridad.

Solo aquellos que dieron alcotest positivo fueron apresados “por un rato”. Dejaron de aprehender a personas que deambulan como si nada.

San Antonio fue la primera localidad donde se detuvo a infractores, luego de eso, probablemente, por alguna orden oficial en esta zona, dejaron de hacerlo.

Quizás temen como aconteció en otros lugares, donde se acrecentaron casos denunciados de violencia institucional, ejercidos por las fuerzas de seguridad, donde lo justifican con el control de circulación por la cuarentena.

Dentro de este contexto de la cuarentena, el difícil problema económico de numerosas personas hace que, el municipio, realice la asistencia continua.

Muchas familias pasan difíciles días, ante la falta de ingreso de dinero y por ello no pueden adquirir el alimento, Desarrollo Social interviene en cada casa, con módulos, aunque en varios hogares no resulta suficiente.

Sinceramente, en estos tiempos, nada termina siendo bastante. En este contexto, la ayuda que brindará Nación, con los 10 mil pesos, desnudó en nuestra región, como en el resto del país, la cantidad de inconstancia laboral, la desocupación y la porción importante de trabajadores informales que dependen del sustento diario.

También el problema se va a dar en las PyMES, en los comercios que no están dentro los habilitados sufren los cierres temporales. Si atemperan en pocos días la cuarentena, pondrán en marcha a varios rubros, aunque el impacto negativo no se puede medir aún.

Bueteler, el ministro de gobierno, sinceró que, si el aislamiento sigue, el problema de pago de salarios será complicado, no solo para Río Negro, sino para el resto de las provincias. Mientras que en la municipalidad sanantoniense, hasta dos meses pueden aguantar esto, después el panorama se oscurecerá.

Es por ello, que previendo algo a futuro, el sindicalista de UPCN local, Marcelo Callejas, mediante una nota, pidió bajar a los temporarios, sabiendo que, en un futuro cercano, la prioridad deben ser los efectivos. Si bien no fue buena la forma emitida, la posible falta de dinero en las arcas estatales, en los próximos meses, ronda en las cabezas de todos los gremialistas y en ese efecto actuó, sin medir el impacto de su solicitud.

En este marco, JSRN donará el 30% del sueldo, para el sistema de salud. Bienvenido será, ya que el coronavirus comenzó a extenderse por el valle rionegrino y alcanzará otros puntos.

Una propuesta parecida les hizo Luis Noale a sus colegas de bancada. No tuvo eco. El sanantoniense quería que el bloque peronista tenga un gesto similar. Quedó solo en esta iniciativa.

Ante el panorama eventual, Weretilneck salió apoyar al Presidente y presentó proyectos que son asimétricos con el pensamiento del gobierno de Alberto Fernández.

El senador sigue siendo la llave para las negociaciones de la deuda y los ATN a municipios que puedan llegar por el diálogo constante con los operadores del Frente de Todos.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorElementos de protección personal: ¿Qué tenés que saber sobre el uso del barbijo y guantes de látex?
Artículo siguienteSe cumplen 111 años del primer recorrido de una locomotora en San Antonio Oeste.