El descalificante informe de la AGN sobre la gestión en la remediación de plomo en SAO

sao
- Foto archivo de la celda en Mancha Blanca



Tal como se desprende a la Auditoria General de la Nación, transcribimos sólo dos páginas del amplio y completo informe emitido sobre la Remediación del Plomo en SAO y las acciones lideras o coordinadas por Carolina del Valle, la funcionaria del gobierno de Juntos por el Cambio que fue «premiada» por su trayectoria.


Caratulado: “INFORME DE AUDITORÍA DE GESTIÓN AMBIENTAL MANEJO INTEGRAL DE PASIVOS AMBIENTALES MINEROS PROYECTO N° SICA S 50402412 ACTUACIÓN N° 235/20 -AGN”.

El mismo fue entregado a la Secretaria de Minería de la Nación, Fernanda Ávila. Posee 149 carillas y fue entregado a la autoridad competente en julio de 2022. Para los que deseen información y evacuar dudas solamente les transcribimos el contenido de las páginas 44, 45 y 46.

4.6. La ejecución de las acciones de remediación en los sitios seleccionados fue incompleta e ineficiente.

4.6.1. De las tres áreas seleccionadas como sitios piloto para la remediación de PAM, se remediaron dos. En ambos casos la SEMIN aprobó los estudios ambientales presentados una vez concluidas las acciones de remediación e hizo entrega de las obras correspondientes a las autoridades locales.

4.6.2. En la remediación de San Antonio Oeste luego de 11 años, dos licitaciones públicas y tres adendas al último contrato, no se culminaron las tareas de remoción, transporte, disposición final de escorias y suelos contaminados y recuperación de las áreas intervenidas. Durante el período auditado el avance de obra no alcanzó el 10% conforme las re determinaciones establecidas en dichas adendas. La realización de las tareas de remoción, transporte y disposición final de escorias y suelos contaminados de calles y veredas de las manzanas 383 y 384 del área identificada como Ex Fundición-SAO continuaba pendiente, así como el cierre de la celda de seguridad, entre las tareas más relevantes. Si bien las medidas judiciales impidieron que se continúen con las tareas necesarias para el cierre de la celda de seguridad, quedaron pendientes de resolución tareas que podían desarrollarse, como las relacionadas a la remediación de las calles y veredas de las manzanas 383 y 384.

4.6.3. El proyecto de ingeniería de los Términos de Referencia del Contrato aprobado por la SEMIN subestimó el volumen del material contaminado conforme los documentos “Evaluación Detallada y Diseño del Plan de Remediación de las Áreas Impactadas por la actividad de la Ex Fundición de la Mina Gonzalito en San Antonio Oeste Río Negro” (URS 2011) y “Evaluación de Impacto ambiental Disposición Final de los residuos provenientes de la ex fundición de Mina Gonzalito” (URS 2014). Además, los certificados de avance de 46 obra declaran un porcentual de esponjamiento mayor al estipulado en los TdR del proyecto.

Estas fallas para delimitar el estado de situación de los sitios y establecer un programa de ejecución acorde provocaron errores de cálculo en la capacidad de la celda a construirse para la disposición final de los suelos contaminados. Durante el período auditado, esta situación se sostuvo ya que la SEMIN continuaba desconociendo la cantidad fehaciente de suelos contaminados a remover.

4.6.4. La sostenibilidad de las acciones de remediación se vio comprometida al no garantizar la SEMIN un sitio seguro para la disposición final de los suelos contaminados, dado que la celda de seguridad está al límite de su capacidad. Esta situación se dio no sólo por las fallas en la estimación del volumen total de material contaminado, sino también por falta de planificación y desvíos del cumplimiento de los procedimientos acordados por parte de la contratista, falta de personal en los frentes de obra, omisión a los requerimientos de las Órdenes de Servicio, en suma acciones desarrolladas sin el aval de la inspección de obra, que dieron por resultado la remoción, traslado y disposición final de suelos limpios a la celda de seguridad.

4.6.5. Las acciones implementadas por la SEMIN no fueron efectivas para evitar la paralización de las obras ocasionando el deterioro progresivo de la celda de seguridad (cuya cobertura no estaba finalizada, sino que se encontraba parcialmente impermeabilizada) y la dispersión del material contaminado debido a los procesos erosivos provocados por las precipitaciones y vientos, representando un riesgo ambiental (riesgo ecológico y para la salud humana) y a la vez un perjuicio económico para el Estado Nacional ya que agravó el problema.

4.6.6. El sistema de inspecciones de obra implementado por la SEMIN no fue eficaz. Las acciones implementadas por la SEMIN no fueron efectivas para evitar el traslado y disposición final de suelos no contaminados, ya que la contratista depositó 8.187 m3 de suelo limpio en la celda de seguridad comprometiendo su capacidad. (Transcripción textual).

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorDetuvieron a dos sujetos cuando robaban luminarias en Las Grutas
Artículo siguienteLa ordenanza habilita a cobrar el estacionamiento en Las Grutas desde diciembre