Elevan a juicio la causa de Solange Musse: «Hay más culpables», dijo su padre

papa



Un policía, una trabajadora social y dos médicos deberán responder por no permitir el ingreso a Córdoba del padre de la joven, que deseaba verlo antes de fallecer.


Los médicos Sergio Alí y Eduardo Javier Andrada y la trabajadora social Analía Morales son integrantes del ex-Centro de Operaciones de Emergencia (COE). Y junto con el policía Darío Mansilla están procesados por presunta violación de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad.

“El fiscal ha hecho un buen trabajo y ha elevado a juicio la causa, los cuatro acusados van a tener un juicio oral y público; y con el doctor Carlos Nayi (abogado) vamos a ir por más, porque sabemos que no son los responsables directos, sino que están el vicegobernador en funciones (Manuel Calvo); el ministro de Salud, Diego Cardoso; el titular del COE (Juan Ledesma); Claudio Vignetta (Secretario de Riesgo Climático y Catástrofes) y el ministro de Seguridad (Alfonso Mosquera)”, contó a Cadena 3 el padre de Solange, Pablo Musse.

Y agregó: “Dijeron que habían hecho una excepción al hacerme el testeo y es mentira porque se lo hacían a todos los que entraban a Córdoba; deberían haberme llevado a Río Cuarto para hacerme el hisopado que iba a dar negativo por que me lo hice en Neuquén dos días después”.

«Sabemos que no están ahí todos los responsables, las decisiones que tomaron fueron de arriba», acusó su padre, Pablo Musse.

«El mismo Claudio Vignetta dijo que ellos decidieron detenerme y hacerme regresar a Neuquén. El mismo ministro de salud Cardozo, el doctor Ledesma, del COE de ese momento, Claudio Vignetta y el ministro de Seguridad fueron parte de esto», expresó.

El fiscal acusa de que hubo abuso de autoridad u omisión del cumplimiento del deber según el caso. «Como en todos los casos, siempre se va más por los de abajo que los de arriba. El director del hospital, el doctor Andrada y la trabajadora social tomaron la decisión. Pero en ese lapso de cuatro horas pedimos hablar con la autoridad y nos lo negaron porque ‘era feriado'», relató.

“Seguimos creyendo en la justicia, estamos en la causa de Córdoba y en la de Buenos Aires contra el Presidente, nos presentamos como querellantes en la causa Olivos Gate; el lunes nos presentamos en Casación tras haber sido rechazados dos veces como querellantes y seguimos exigiendo justicia por Solange y por los miles de argentinos que pasamos por esto”, sostuvo. (Cadena 3)

Recordemos que las cenizas de Solange fueron arrojadas al mar en el Puerto del Este. Una plazoleta recuerda su permanencia en San Antonio Oeste junto a su familia. En una placa rememoran sus contundentes palabras «hasta mi último suspiro tengo mis derechos».

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorCloacas y adoquinado de calles: dos esenciales obras que inician en Las Grutas
Artículo siguienteDesarrollan una trampa como alternativa a la utilización de redes para la pesca artesanal